(KOSOVO NO SE VENDE)

La Unión Europea ha dado luz verde a su misión de ocupación en Kosovo, llamada “Eulex Kosovo”. En Vísperas de que se proclame la independencia, 2000 policías, jueces, fiscales y agentes aduaneros han sido desplegados, en la, aún hoy, provincia serbia de Kosovo y Metohija. Su objetivo es asesorar a los dirigentes albaneses del UÇK, en la construcción del nuevo Estado. Estado cuta creación viola flagrantemente la Legalidad internacional concretada en la Resolución 1244 de la ONU.

 

El general Yves de Kermabon y el diplomático Pieter Feith son los designados por la UE para coordinar a los efectivos enviados por todos los Estados miembros (salvo Malta) que se desplegaran desde febrero a Junio.

La operación cuenta con un coste de 205 millones de euros, de los que España contribuirá a su parten en dinero y en efectivos, siendo participe así del proceso secesionista contrario a Derecho.

Los policías, jueces y funcionarios europeos se situarán en los ministerios, oficinas de policía y juzgados kosovares, no sólo en Prístina sino también en la zona de mayoría serbia, pero no asumirán ninguna responsabilidad hasta 120 días después de la declaración de independencia. Hasta entonces, la seguridad seguirá estando en manos de los 17.000 soldados de la KFOR y de la misión de la ONU, que irá retirándose progresivamente una vez proclamada la independencia.

 

Esta es la estructura que estaba prevista en el plan elaborado por el enviado especial de Naciones Unidas, Martti Ahtisaari, que proponía una independencia para Kosovo tutelada por la comunidad internacional, y que fue rechazado por Belgrado y vetado por Rusia en el Consejo de Seguridad. Finalmente, el plan se aplicará aunque sin el visto bueno de la ONU.

Los ministros de Asuntos Exteriores de los Veintisiete debatirán sobre la reacción a la independencia de Kosovo en su reunión del próximo lunes.

   El Estado que surja de la declaración de independencia va a ser un Estado ‘sui generis’  ya que no tendrá representación en Naciones Unidas, ni Ejército propio y sólo tendrá los policías y jueces que aporte la UE. En concreto, se asemejaría más a un protectorado que como un Estado. En todo caso, se trataría de la independencia “tutelada” propuesta en el plan del enviado especial de la ONU para Kosovo, Martti Ahtisaari.

 

Los albaneses de Kosovo ya se preparan para la celebración de la declaración ilícita de independencia, que se producirá casi con total seguridad mañana domingo, según el terrorista y primer ministro albanokosovar Thaçi, tras una sesión extraordinaria del Parlamento a primera hora de la mañana. Ya por la tarde se dará conocimiento de tal declaración a la prensa y la celebración se dará traslado a la plaza de Prístina, donde tras varios conciertos, Thaçi dará un discurso a la población. Todo ello bajo la sombra de un recrudecimiento de la limpieza étnica hacia la minoría serbia.

 Kosovo No Se Vende.

About these ads