El primer ministro kosovar, rechazó hoy la posibilidad de pedir disculpas a la población serbia por los crímenes cometidos en Kosovo en 1999 durante la guerra, cuando él fue el líder de una guerrilla albano-kosovar.’Debemos volvernos hacia el futuro, no hacia el pasado’, dijo Thaçi en respuesta a una pregunta en rueda de prensa en la localidad de Caglavica, cerca de Pristina.
Señaló que se siente ‘orgulloso de su pasado y del pasado del pueblo (albanokosovar) que junto con la OTAN ha llegado a su objetivo’, en referencia a la independencia de Kosovo, que los albaneses, población mayoritaria en Kosovo, se preparan a proclamar en breve.
Thaçi fue en 1999 el líder político de la guerrilla del Ejército de Liberación de Kosovo (UCK), disuelta después del conflicto por el plan de paz internacional y considerada por los serbios una organización terrorista.
Varios ex miembros y comandantes del UCK están siendo procesados por crímenes de guerra ante el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), con sede en La Haya.
Thaçí, cuyo Partido Democrático de Kosovo (PDK) fue el más votado en las elecciones kosovares de noviembre pasado, asumió el cargo de primer ministro hace diez días.
Hoy reiteró que las instituciones kosovares pronto declararán la independencia de Kosovo, en coordinación con Estados Unidos y la Unión Europea (UE), y anunció para los próximos días 23 y 24 una visita a Bruselas.
Serbia se opone rotundamente a la independencia de su provincia y aboga, con el respaldo ruso, para que prosigan las negociaciones entre serbios y albaneses, bajo mediación internacional, en busca de una solución sobre el futuro estatuto de Kosovo que sea aceptable para ambas partes.
Kosovo está bajo administración interina de la ONU y la vigilancia de la OTAN desde que acabó la guerra, a la espera de una decisión sobre su estatuto legal definitivo.
SEMANARIO SERBIO.
Anuncios