(KOSOVO NO SE VENDE)

Alrededor de 6 millones de serbios están llamados hoy a las urnas, cuyos votos decidirán la presidencia de Serbia.

El Partido Democrático de Boris Tadic se enfrenta a Tomislav Nicolic y su Partido Radical Serbio.

Nicolic salió vencedor de la primera vuelta con un 39,6 % de los votos, mientras que Tadic obtuvo el 35,5%.

En esta jornada se espera una participación de más del 60 % del electorado, debido a la tensión que vive Serbia en estos momentos.

La sombra de la inminente independencia de Kosovo y la relación con la UE están permanentemente presentes en estas elecciones y si bien esta segunda vuelta se pronostica más ajustada que la primera, lo cierto es que el nacionalista y pro ruso Nicolic representa una oposición más firme a la independencia de las provincias de Kosovo y Metohija.

 

Las elecciones están supervisadas por cerca de 3000 observadores del Centro para las Elecciones Libres y la Democracia, de la Organización para la Seguridad y Cooperación Europea y de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa.

 

Ya en 2004 Nicolic resultó vencedor en la primera vuelta pero Tadic consiguió alzarse con la presidencia debido a la mayoría de votos que obtuvo en la segunda.

Lo cierto es que el apoyo del Primer Ministro Vojislav Kostunica podría ser decisivo. Kostunica, que forma gobierno de coalición con Tadic, apoyo a su candidato Velimir Ilic. Ahora en esta segunda vuelta podría decantar su voto hacia Nicolic, ya que ambos desean más acercamiento hacia Moscú y endurecer posturas con la UE.

 

En cualquier caso, según fuentes policiales serbias, los albaneses musulmanes de Kosovo podría declarar su independencia una semana o dos después de las elecciones, según ganase las presidenciales, Nicolic o Tadic.

Anuncios