(NOVOpress España) 

Hoy jueves 14 de Febrero y ante la proximidad de la declaración de independencia de la provincia serbia de Kosovo, se ha procedido ha mantener una reunión en Belgrado con la intención de adoptar una serie de medidas de contrarrestar la declaración de independencia de Kosovo prevista para el más que probable domingo 17 de Febrero.

La tensión entre las comunidades étnicas serbias y albanesas que tiende de un hilo puede desatar una serie de graves incidentes étnicos entre albano-kosovares y serbo-kosovares en un territorio históricamente serbio pero que política y estratégicamente ha sido poco a poco sometido a la dictadura americana afín a las tesis del terrorista Thaci, primer ministro actual, y de la comunidad internacional cercana a la aceptación de la independencia.

Por otro lado, Tirana, niega mirando simplemente hacia otro lado, cualquier deseo de unificación de Kosovo.

Los movimientos estratégicos del gobierno albano-kosovar, filtraban esta semana de manera indirecta los planes y la organización de la policía antidisturbios kosovar tratando de mostrar a la ONU y a la OTAN un supuesto dominio de la situación.

Kostunica, declaraba hace unas horas que se procederá a “asegurar la normalidad en las condiciones de vida de nuestra gente en la provincia.”

Anuncios