(KOSOVO NO SE VENDE)

‘La república será democrática, multiétnica y no discriminatoria’. Tales serán las características del nuevo narcoestado. Que Thaçi sea un terrorista, que su partido político se financie con el tráfico de drogas, que se viole la Legalidad Internacional, que las iglesias ortodoxas sigan humeando y que el etnocidio serbio continúe produciéndose, parece que importa poco a EEUU, la UE y la Comunidad Internacional.

 

El parlamento albanés de la provincia serbia de Kosovo y Metohija ha declarado unilateralmente la independencia, presentada por el asesino del UÇK, Hashim Thaçi, y con el respaldo del presidente, Fatmir Sejdiu.

Thaçi expresó que “la declaración refleja la voluntad del pueblo”, olvidando que ese pueblo es albanés y que Kosovo es el alma y centro espiritual de Serbia. Kosovo es la misma Serbia, no hay ningún otro territorio que represente tanto para el pueblo serbio como Kosovo.

 

Rusia ya ha solicitado una reunión de consulta con el Consejo de Seguridad de la ONU para hoy mismo.

 

Vojislav Kostunica, primer ministro serbio condenó mediante un mensaje televisivo a toda la nación la creación de este “falso estado”. Expresó que este proceso ha sido maniobrado por los EEUU que “está dispuesto a violar el orden internacional en sus propios intereses militares”. “Nunca la verdad de por qué Serbia fue destruida de forma salvaje por las bombas de la OTAN ha estado más clara” concluyó el mandatario serbio.

El pueblo serbio nunca dejará de luchar por su libertad (…). Mientras el pueblo serbio exista, Kosovo será Serbia”, agregó.

Advirtió a la UE “que ha bajado su cabeza”, de que será responsable “de todas las serias consecuencias que conlleva la independencia de Kosovo”.

El presidente serbio, Boris Tadic, también compareció ante su pueblo expresando que Serbia “hará todo lo que esté en su mano para anular la arbitraria e ilegalmente proclamada independencia de Kosovo”.

“Serbia demanda a las instituciones internacionales presentes en Kosovo que anulen inmediatamente este acto contrario a los principios elementales del Derecho Internacional“, insistió Tadic.

El presidente pidió a la KFOR y a la UNMIK que protejan a la minoría étnica serbia ante los más que posibles brotes de violencia, comunes por otro lado, y el recrudecimiento de la limpieza étnica.

 

No es hora de cruzarse de brazos. Rusia debe cumplir. Europa entera debe responder ante tamaña agresión a los derechos de un pueblo a su territorio y al Derecho Internacional, pues es una flagrante violación de la Resolución 1244 de las NNUU.

Kosovo No Se Vende.

Anuncios