(Tierra y Pueblo)

Comunicado de Tierra y Pueblo

EL PARLAMENTO TERRORISTA ALBANOKOSOVAR DECLARA DE FORMA ILEGAL E ILEGÍTIMA LA INDEPENDENCIA DE KOSOVO.

EUROPA CALLA ANTE LA OCUPACIÓN ILEGÍTIMA DE UNO DE SUS TERRITORIOS

Con el silencio cómplice de la Unión Europea y de las Naciones Unidas, y ante la indiferencia de los medios de comunicación y organismos internacionales, a excepción de la Rusia de Putin, el Parlamento de Kosovo, controlado por las mafias albano-kosovares ha declarado su independencia de forma unilateral, violando así la resolución 1244 adoptada en 1999 tras la guerra y que reconoce a Kosovo una “autonomía sustancial” reafirmando, sin embargo, la soberanía de Belgrado sobre la patria histórica y espiritual de los serbios.

Ante este atropello, el presidente ruso, ha pedido a las Naciones Unidas, entre fuertes críticas y reproches a la Unión Europea por su pasiviad, que se respeten los documentos y resoluciones que convierten en ilegal el acto ilegítimo de apropiación y robo de Kosovo. Por su parte, como no podía ser de otra manera, Vojislav Kostunica, primer ministro serbio condenó mediante un mensaje televisivo la creación de este “falso estado” acusando de este proceso a los EEUU que estarían“dispuestos a violar el orden internacional en sus propios intereses militares”. “Nunca la verdad de por qué Serbia fue destruida de forma salvaje por las bombas de la OTAN ha estado más clara” proclamó el dirigente serbio, añadiendo que el pueblo serbio “nunca dejará de luchar por su libertad (…). Mientras el pueblo serbio exista, Kosovo será Serbia”. El comunicado no estuvo exento de advertencias a la Unión Europea “que ha bajado su cabeza”, y que será responsable “de todas las serias consecuencias que conlleva la independencia de Kosovo”.

Por su parte el presidente serbio, Boris Tadic, hizo hincapié en que Serbia “hará todo lo que esté en su mano para anular la arbitraria e ilegalmente proclamada independencia de Kosovo,acto contrario a los principios elementales del Derecho Internacional“.

 

Durante el día de ayer, miles de albaneses marcharon por Kosovo, apoyados por cientos de miles de sus hermanos procedentes de Albania y Macedonia que portando banderas albanesas y estadounidenses consuman la ocupación del sagrado territorio de los antiguos serbios.

 

Con este acto del gobierno terrorista de Hashim Taci, apoyado por la ONU y los Estados Unidos, se completa el proceso de invasión de Kosovo y de desmembramiento de Serbia, iniciado hace más de treinta años. Fueron años de agresiones contra la población, la soberanía y el patrimonio cultural serbio, un proceso que llevó al control en manos de los albaneses islámicos e invasores, de las estructuras políticas de Kosovo, poder facilitado gracias a los bombardeos terroristas y al terror de las limpiezas étnicas y asesinatos llevados a cabo por los terroristas de la UCK, subvencionados por el narcotráfico y por las ayudas norteamericanas, y que propiciaron la huída de miles de civiles serbios, convertidos en minoría en su propio territorio.

 

Cuando se produce esta declaración de independencia, 160.000 serbios que han sobrevivido a las agresiones y a la limpieza étnica, resisten en Kosovo, amarrados a sus propiedades y modo de vida, dando ejemplo al mundo, para que no se olvide que esa tierra es Serbia. El líder religioso serbio en la región, Artemije, obispo de la Iglesia Ortodoxa en Kosovo ha hecho un llamamiento a sus compatriotas pidiendoles que se mantengan en sus hogares y cerca de los pocos monasterios todavía no profanados “pese a lo que Dios permita a nuestros enemigos hacer”.

Tierra y Pueblo, quiere en esta ocasión, ante lo que considera un acto ilegítimo e ilegal en suelo europeo destinado a destruir una de nuestras identidades más antiguas, solidarizarse con el pueblo serbio, especialmente con las miles de familias que, ante la indiferencia de la opinión pública, y el silencio cómplice de las estructuras europeas, resisten defendiendo sus derechos, identidad y cultura, ante la impune agresión de una organización de terroristas y narcotraficantes apoyada por las estructuras mundialistas.

“Mientras el pueblo serbio exista, Kosovo será Serbia.”

Kosovo No Se Vende.

Anuncios