(KOSOVO NO SE VENDE)

Alemania ha sido la primera nación en instalar una embajada en la provincia serbia de Kosovo y Metohija.

Se trata de la antigua legación alemana en Prístina, a la que se han incorporado una bandera kosovar y una placa que define el edificio como embajada.

Todavía carece de embajador pero se cree que Berlín lo designe en un breve espacio de tiempo.

Se espera que el resto de países que reconocieron la independencia unilateral y no ajustada a Derecho Internacional de Kosovo, sigan este mismo camino en cuestión de días, consumando el apoyo total mediante este signo de agresión a Serbia.

Por otro lado países que no han reconocido la secesión albanesa como Rusia, que también cuentan con legación en Prístina expresaron que su representación “es, en plano administrativo, parte de la embajada rusa en Serbia”, según afirmó Andrei Drónov, responsable de esta legación.

Kosovo No Se Vende.

Anuncios