(KOSOVO NO SE VENDE) 

Vojislav Kostunica, hasta ahora Primer Ministro serbio anunció su dimisión, por la desunión reinante en el Gobierno de coalición, ante unas posibles elecciones anticipadas al Parlamento de Belgrado tras su disolución.

Kostunica ve como responsables de la crisis a sus socios de gobierno, el PRS de Boris Tadic, debido a sus orientaciones pro unión europeístas y por rendir la defensa de Kosovo a cambio de mejorar sus relaciones con la UE, de cara a una posible incorporación serbia.

Parte de la coalición era partidaria de formar parte de la UE, solo si la independencia de Kosovo era revocada, mientras que la mayoría no mostraba ningún apoyo a la entrada serbia en la UE.

     Su decisión de disolver el Gobierno le enfrenta con el presidente Boris Tadic y su partido, el Partido Radical Serbio (PRS), con el que formó el grueso de la coalición, hace sólo 10 meses.

Esta decisión debilita aún más a Serbia, pues lo que es necesario para su pueblo son unos dirigentes firmes y decididos, si bien es cierto que a un gran sector de la población no les agrada el “europeísmo” de Tadic, pues nada quieren con el artífice del expolio de su tierra.

Anuncios