(NOVOPRESS ESPAÑA)

El Ministro de Asuntos Exteriores esloveno Dmitrij Rupel expresó al Secretario General de Naciones Unidas Ban Ki-Moon que la escisión de Kosovo ha generado un importante riesgo de limpieza étnica contra los serbios residentes en diferentes municipios kosovares.

“Los serbios no solo residen en Mitrovica sino en todo Kosovo y debemos evitar un más que posible recrudecimiento de la limpieza étnica y el odio albanés” comentó Rupel al Secretario General en una reunión mantenida por ambos esta semana.

El Ministro de Asuntos Exteriores esloveno conmino a las NNUU ha que hagan todo lo posible por evitar dicha limpieza étnica y para evitarlo la escisión kosovar debe ser revocada.

El 60% de los serbios están dispersados por todo Kosovo y ven restringida seriamente su libertad de movimientos, necesitando la protección de la KFOR y la UNMIK las 24 horas del día, misión creada ex profeso para la protección de los serbokosovares ante las constantes matanzas albanesas.

Novopress España.

Anuncios