(NOVOPRESS ESPAÑA)

Lutvi Dervisi, cirujano albanés-kosovar fue detenido la semana pasada acusado de realizar transplantes ilegales de órganos. Dervisi fue detenido junto con su hermano y otro médico más de su clínica kosovar Medikus.

A pesar de esta detención Dervisi ha sido puesto en libertad en orden a atender a un paciente israelí receptor de uno de esos órganos ilegales.

El comercio albanés de órganos en Kosovo, fue hecho público recientemente por Carla del Ponte, en su libro “La Caza”. En el relata como cirujanos albaneses, durante, pero también tras la guerra de Kosovo, secuestraban a ciudadanos serbokosovares, a fin de extraerles sus órganos, los cuáles eran puestos en circulación por todo el mundo, ello bajo las instrucciones del UCK y Hasmin Thaci, actual Primer Ministro de Kosovo.

Dervisi ha sido identificado como uno de los cirujanos que frecuentaba Burel, aldea albanesa donde eran extraídos los órganos de los serbios capturados. Además se está investigando la financiación de su clínica en Kosovo, al creer que Dervisi está implicado en una red de comercio internacional de órganos.

Así mismo, varios altos funcionarios de la UNMIK y la ONU, están bajo sospecha de colaborar en tan sórdido asunto.

Otro doctor musulmán, esta vez turco, Yusuf Ercin Sonmez, esta siendo buscado por las autoridades como colaborador en esta red de tráfico de órganos. Sonmez fue arrestado con anterioridad por las autoridades turcas por estar implicado en diversas redes de tráfico de órganos internacionales.

Las autoridades de Turquía confirman que Sonmez es parte de una red internacional de comercio de órganos que incluye centros en Francfort, Viena y Tel Aviv.

Novopress España.

[cc] Novopress.info, 2008, Texto original cuya copia y difusión pueden ser libres siempre que se mencione la fuente de procedencia [http://es.novopress.info]

Anuncios