(KOSOVO NO SE VENDE)

Autoridades separatistas albanesas de Kosovo interceptaron el pasado 19 de Noviembre, un vehículo cargado de medicinas con dirección a las localidades serbokosovares de Dren, Banje, Crkolez y Suvo Grlo.

Dichas zonas de población serbokosovar están asediadas por extremistas albaneses, de los que sufren constantes agresiones.

Además las autoridades albanesas que detuvieron el vehículo, penaron con 1000 € de multa al conductor del vehículo y a la enfermera que en él se encontraba, tan solo por llevar ayuda médica a la población serbia.

Que las autoridades albanesas del flamante Estado kosovar estén intentando cortar el suministro médico, no viene si no a poner de relieve la voluntad de auténtica limpieza étnica que pretende sobre la minoría serbia en Kosovo, aplicando especial saña a ancianos, niños y enfermos, destinatarios de tan necesaria ayuda  llegada de fuera de Kosovo, dado que para el serbokosovar le esta vetado cualquier tipo de asistencia, por básica y fundamental que sea, por parte del gobierno albanokosovar.

Este no es un hecho aislado. Milano Ivanovic, director de la clínica que atiende a la población serbia de los referenciados municipios, señala como los asaltos a furgones cargados con medicinas se suceden con una alarmante frecuencia y que debido a ello, están sufriendo serias dificultades para atender de una manera eficaz y digna a los pacientes, hasta el extremo de temer por la vida de los mismos, si no llega la tan ansiada ayuda médica.

Kosovo No Se Vende.

Anuncios