Unos 200 ex miembros de la guerrilla albanesa han amenazado al Gobierno kosovar con ‘destruir’ a la joven nación si no son admitidos en la nueva Fuerza de Seguridad (FSM) de la ex provincia serbia, que asumió sus funciones el miércoles.


Los medios locales informaron hoy de que una concentración de ex guerrilleros continuaba hoy ante el Parlamento de Pristina para exigir su inclusión en este cuerpo, que actuará como el ejército regular de Kosovo y cuyo entrenamiento correrá a cargo de la OTAN.

Los manifestantes, que amenazaron al Gobierno con ‘destruir en 24 horas’ el país, son miembros del recién desmantelado Cuerpo de Protección’ (TMK), compuesto por unos 5.000 ex guerrilleros y creado para mantener bajo control a esos antiguos combatientes contra el Gobierno de Serbia.

Sólo 1.500 de esos ex combatientes han sido admitidos en el ejército regular, que completará el resto de sus efectivos, hasta los 2.500, con una convocatoria de oposiciones que incluye pruebas físicas e intelectuales.

Los manifestantes pretendía ser recibidos por el ex comandante guerrillero y ahora primer ministro, Hashim Thaci, aunque finalmente aceptaron reunirse con el presidente de la comisión de Seguridad del Parlamento, Rrustem Musafa.

Los ex guerrilleros se han organizado en un comité que pide al Ejecutivo que revise las condiciones impuestas para aceptar a los ex miembros del TKM en el nuevo ejército y que detenga el proceso de selección.

Aunque mediante un comunicado este consejo pidió a sus miembros que protesten de forma tranquila y ‘con dignidad’, también amenazó: ‘en caso de no encontrase una solución, en 24 horas podemos destruir todo lo que dimos durante 20 años para construir este país’.

El Gobierno ha establecido un plan para cerrar definitivamente el legado del TMK. Así, se ha dispuesto que los ex guerrilleros reciban un sueldo hasta que puedan encontrar otro empleo.

El jueves por la noche, una granada fue lanzada contra la sede del nuevo ejército kosovar en la región occidental de Peja. La Policía ha asegurado que desconoce aún la autoría del atentado, que no causó daños personales.

Terra Actualidad – EFE.

Anuncios