KOSOVO NO SE VENDE

Varias poblaciones serbias de Kosovo se encuentran, desde hace más de 15 días, sin suministro eléctrico alguno. La aldea de Donje Drenovce, de población serbia, se encuentra al borde de una catástrofe humanitaria, ya que, las provisiones que la población se había procurado para pasar el duro invierno en estas zonas aisladas, se están echando a perder debido a la falta de refrigeración.

La Kosovo Energy Corporation (KEK), empresa albanesa suministradora de energía, alega que el transformador de la zona se ha estropeado debido a que ha excedido de la capacidad límite. Sin embargo el albanés Suljmije Keka, responsable de la compañía, declaró que “si los serbios pagaran sus deudas no tendrían el problema de estar tantos días sin suministro eléctrico”. Con este tipo de declaraciones es normal que la población de Donje Drenovce sienta un fundado temor por posibles ataques de la población albanesa sirviéndose del caso eléctrico.

Zvonimir Stevic, del Ministerio serbio para Kosovo responsabiliza de esta situación a la Comunidad internacional, a NN.UU. y a la EULEX. Stevic señalo que “la Comunidad internacional y las fuerzas desplegadas en Kosovo deben decir al pueblo qué han hecho por revitalizar la producción y el suministro eléctrico en Kosovo”. Asegura que no se ha trabajado en absoluto en el suministro eléctrico a la población serbia de Kosovo.

Así mismo Stevic afirma que la escasez y corte de suministro eléctrico esta siendo utilizado por las autoridades albanokosovares como medio de presión psicológica a fin de conseguir el abandono por parte de los serbios de la provincia de Kosovo y Metohija, como tantas otras actividades perpetradas por responsables albaneses ( saqueos, ataques, o robos de material médico, entre otros).

Kosovo No Se Vende.

Anuncios