KOSOVO NO SE VENDE

Carmen Chacón, Ministra de Defensa, anunció en la base militar española de Istok (Kosovo) la retirada de las tropas del Ejercito Español en misión de la KFOR, de la provincia serbia.

La presencia militar española en Kosovo data de 1999 tras los cruentos ataques aéreos terroristas de la OTAN sobra la población civil serbia. Para Chacón el objetivo “pacificador y de estabilización” está cumplido y que la retirada de algo más de 600 soldados en la zona se hará de forma escalonada. Jaap de Hoop Scheffer, Secretario General de la OTAN ha mostrado su desagrado con la decisión ya que, a su parecer, debería haberse consensuado con los demás miembros de la OTAN.

España hace así un ejercicio de coherencia política, ya que resultaba del todo incoherente colaborar con las autoridades de un “Estado” al que no se ha reconocido además de no encontrarse entre los objetivos de la delegación española el apoyo a la construcción de un nuevo Estado albanés. Signo de ello es que la Ministra no aterrizó en el aeropuerto de Prístina como todas las autoridades políticas, para evitar un encuentro con el terrorista Thaçi.

En otro orden de cosas la justificación de la Ministra basada en la consecución de los objetivos de estabilización y paz en los Balcanes resulta del todo una falacia, pues día tras día contemplamos atónitos cómo los ataques, agresiones y marginación se suceden hacia una minoría serbia de segunda y en la que la KFOR y la EULEX son incapaces de poner solución.

Desde luego Chacón no hizo referencia a esto y se limitó a referencia la supuesta limpieza étnica llevada a cabo por Slobodan Milosevic, muerto en la sede del Tribunal para la Antigua Yugoslavia en extrañas circunstancias. La seguridad de la minoría serbia no ha estado nunca garantizada por las fuerzas internacionales en Kosovo desplegadas y va a seguir este estado de cosas.

Lejos de estar de acuerdo no con la decisión del Gobierno de Zapatero (a quién le van a pedir cuentas en la inminente cumbre de la OTAN), no son pocos los que creen que el verdadero motivo de esta decisión se encuentra en un aumento de las tropas españolas en Afganistán dando así cumplimiento a la demanda del nuevo presidente de los EE.UU., Barack Obama, para que todos los miembros de la OTAN aumenten sus efectivos militares en el país asiático.

Kosovo No Se Vende.

Anuncios