KOSOVO NO SE VENDE

Con ocasión del 620 aniversario de la Batalla de Kosovo, celebración de la conciencia nacional serbia, varios millares de serbios de Kosovo, han aprovechados las celebraciones religiosas ortodoxas en Gracanica, para llevar a cabo una gran manifestación para mostrar la oposición del pueblo serbio, el legítimo kosovar, a la independencia de Kosovo, llevado a cabo por el pueblo albano sobre una tierra ocupada.

Las celebraciones de Vidovdan, fiesta nacional y religiosa serbia, se han desarrollado fundamentalmente en el monasterio ortodoxo de Gracanica, en una liturgia oficiada por el metropolita Amfilohije y dedicada a las almas de los héroes de Kosovo caídos en la Batalla.

Los héroes de Kosovo, dieron sus vidas para que nosotros podamos vivir en Kosovo y Metohija” dijo el enviado del Patriarca Pavle, para continuar expresando a los serbios allí presentes que “Kosovo es y será el corazón de Serbia tal y como lo fue hace 620 años atrás”.

Los serbios allí presentes, venidos de diferentes lugares de dentro y fuera de Serbia, aprovecharon la ocasión para mostrar su repulsa al saqueo de su tierra a manos del narcoterrorismo albanokosovar, los EE.UU. y la pasividad y aquiescencia de la Comunidad Internacional.

Miembros de la policía kosovar, KPS y de la KFOR incrementaron considerablemente sus efectivos en la zona del monumento que conmemora la batalla, sin que quepa reseñar incidente alguno.

Kosovo No Se Vende.

Anuncios