KOSOVO NO SE VENDE

Bekim Mazreku, terrorista albanés del UCK, cuenta como asesinaron en Klecko a 10 civiles, 2 niños, 2 adolescentes, tres mujeres y 2 hombres durante 1998, habiéndolos quemado vivos por más de 20 terroristas del Ejército de “Liberación” de Kosovo.

Mazreku señala como responsables directos de la matanza a Fatmir Limaj, Kranici, Kjaj y Ramush Haradinaj.

Fatmir Limaj es la mano derecha del actual Primer Ministro de Kosovo y máximo responsable del grupo terrorista, Hashim Thaçi, además de ser uno de los fundadores del PDK, partido que este lidera. Actualmente es Ministro de Transportes y Comunicaciones de Kosovo.

En 2003 Limaj estuvo encausado ante el Tribunal Penal para la Antigua Yugoslavia por crímenes de guerra.

Ramush Haradinaj fue otro comandante del narcoterrorista UCK y Primer Ministro de Kosovo entre 2004 y 2005 y fue acusado por el Tribunal Penal para la Antigua Yugoslavia de crímenes contra la humanidad.

Aunque absuelto, Bruno Vekaric, portavoz de la fiscalía del Tribunal, ha expresado que su oficina tiene pruebas fehacientes de que Ramush Haradinaj, participó en la realización de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad entre 1998 y 1999, y en concreto estaría implicado en redes de tráfico de órganos de civiles serbios de Kosovo.

Vekaric ha señalado que tanto Haradinaj como Agim Ceku (recientemente detenido por la autoridades búlgaras por orden de la Interpol y puesto en libertad) y Hashim Thaci están profundamente implicados en la extracción de órganos a civiles serbios, teniendo “mucho material” que implicaría al primero directamente en redes de tráfico de órganos.

El testimonio viene a dar fe de la realidad de la limpieza étnica hacia el pueblo serbio en Kosovo perpetrada por los que ahora se jactan de ser adalides de la multiculturalidad y, a los que toda la Comunidad Internacional, reconoce como distinguidos políticos de Kosovo. Políticos con las manos manchadas de sangre.

Kosovo No Se Vende.

Anuncios