KOSOVO NO SE VENDE

La población desplazada de y en Kosovo aún afronta serios obstáculos para el retorno a sus localidades o la integración a las comunidades donde se encuentran ahora, advirtió este martes el representante especial de la ONU para los derechos de esas personas, Walter Kaelin.

Al concluir una visita oficial de una semana a la región, el experto afirmó que todas las personas que fueron desplazadas en Kosovo -en su mayoría serbias – tienen el derecho de elegir entre esas dos opciones.

Sin embargo, agregó, una década después de la guerra, aún existen grandes impedimentos para poder escoger una de las alternativas y hacerla realidad.

Entre los principales obstáculos que enfrentan los desplazados, Kaelin destacó la discriminación, la falta de acceso al empleo y a medios de subsistencia, la insuficiencia de escuelas para las minorías y las dificultades para volver a tomar posesión de sus propiedades, además de la destrucción de sus viviendas.

Radio ONU

Anuncios