El Ministro de Interior serbio, Ivica Dacic

El Ministro de Interior serbio, Ivica Dacic

KOSOVO NO SE VENDE

Un atentado terrorista en la aldea de Lucane, en el sur de Serbia, se ha saldado con dos agentes de policía gravemente heridos.

Los hechos ocurrieron en la noche de ayer cuando dos agentes de la gendarmería serbia fueron alcanzados por proyectiles lanzados con un lanzagranadas mientras patrullaban la zona en su vehículo.

Los agentes, que fueron trasladados en helicóptero al hospital militar de Belgrado (VMA) y pese a las graves heridas se encuentran estables.

Según el Ministro de Interior serbio Ivica Dacic, “un miembro de la gendarmería resultó herido de metralla en la parte inferior de la espalda y extremidades y el otro en la nuca”.

La zona de Bujanovac y el sur de Serbia son zonas mayoritariamente de población albanesa, incluso durante el año 2000 y 2001 la zona fue objeto de ataques del ELK que quería anexionarla a Kosovo.

A partir de entonces el sur de Serbia ha sido una zona inestable en la que se han sucedido ataques a la policía y a la minoría serbia.

Dacic ha mostrado su intención de actuar enérgicamente contra los responsables de desestabilizar la región y que  Serbia “es capaz de asegurar la paz y seguridad de sus ciudadanos y protegerlos del terrorismo.

Dacic responsabiliza a la EULEX de no haber desarmado a todos los terroristas presentes en la zona, pese a haber sido advertida tal circunstancia, por lo que se viola con ello lo preceptuado en la Resolución 1244 de la ONU.

Suzana Vasiljević portavoz de la policía ha señalado que se ha abierto una investigación para hallar a los responsables, pero que por el momento no tienen indicio alguno de su identidad o paradero.

Kosovo No Se Vende

Anuncios