KOSOVO NO SE VENDE

La policía italiana detuvo a principios de esta semana al criminal de guerra Muharem Gashi, en la localidad de Rimini, junto al Adriático.

Gashi, de 36 años, vivía como refugiado político en Italia y llevaba una “modélica vida como camionero”.

Las autoridades serbias acusan a Gashi de haber cometido graves crímenes de guerra durante 1998 y 1999 en la Guerra de Kosovo mientras fue miembro del UCK.

Según Bruno Vekaric, portavoz de la Fiscalía para Crímenes de Guerra, se le acusa del asesinato de dos personas y torturas a otras tres más en la aldea de Berkovac.

El tribunal de apelación en Bolonia está conociendo de la petición de la extradición. Lo que tardará probablemente alrededor de 40 días en los que Gashi permanecerá en prisión.

Esperemos que se haga justicia con este criminal de guerra y pueda ser extraditado a Serbia para ser juzgado no se repita la falta de voluntad de querer hacer justicia que se produjo con Ceku.

Kosovo No Se Vende

Anuncios