KOSOVO NO SE VENDE

El próximo domingo día 1 de Noviembre Bill Clinton arrivará en Prístina, Kosovo , para inaugurar una estatua en su honor.

No, no se trata de una tenebrosa broma de Halloween, es que el narco-estado kosovés y la camarilla terrorista con Thaçi a la cabeza encargaron la creación de una estatua en honor a su “gran amigo” (en palabras del propio Thaçi) Bill Clinton.

La esperpéntica chanza, que será ubicada precisamente en el Boulevard Clinton, pues también el ex presidente de los EEUU cuenta con una avenida en su honor en la capital de Kosovo, esta realizada en bronce y cuenta con tres metros de altura y porta un libro bajo el brazo derecho mientras que con el izquierdo realiza un saludo acompañado de un gesto amable.

Lo que es poco amable pero muy en sintonía con el espíritu del autoproclamado Estado de la paz y de la convivencia multiétnica, son las razones que motivan tanta alabanza al Sr. Clinton.

En efecto, la admiración albanesa a tan infame figura trae su causa en el segundo mandato de Bill Clinton en la presidencia de los EEUU en el año 1999 y ser él, uno de los máximos responsables de los cruentos ataques de la OTAN que asolaron y masacraron indiscriminadamente, durante 80 días y 80 noches, a la población serbia. Un ejemplo de gratitud hacia quien entretejió los hilos que conducirían al robo de la provincia a Serbia.

Es pues, este monumento, una oda al crimen y al horror, más propia de una broma pesada de Halloween o de narco-terroristas jugando a política.

Kosovo No Se Vende.

Anuncios