KOSOVO NO SE VENDE

La asociación francesa Solidarité Kosovo acaba de terminar su 10º convoy humanitario en Kosovo.

Cargados de material escolar, deportivo, juguetes y ropa de abrigo varios camiones salieron desde la localidad de Grenoble para ser repartidos en los enclaves serbios de Kosovo, al sector de la población que más sufre las consecuencias de la limpieza étnica que el pueblo “albanokosovar” perpetra contra los serbios: los niños.

Una pequeña muestra de solidaridad europea que, a buen seguro, se repetira este año 2010.

Kosovo No Se Vende

Anuncios