KOSOVO NO SE VENDE

El Ministro serbio para Kosovo ha sido expulsado de la provincia serbia tras una visita a la misma.

Goran Bogdanovic, que además reside en Kosovo, fue “escoltado” por un desproporcionado dispositivo de la policía kosovar (unidad especial “Rosa”) hasta la frontera. Baki Kelani, portavoz de la policía ha expresado que el Ministro fue expulsado “porque no pidió permiso para entrar al territorio kosovar”.

Esto supone un claro ejemplo del hostil clima que vive, día tras día, la población serbia en Kosovo, en lo que supone toda una limpieza étnica consentida por la UE y la ONU.

A pesar de que Bogdanovic es kosovés y reside allí, las narcoterroristas instituciones provisionales de Kosovo tienen prohibida la entrada a funcionarios serbios sin previa autorización y conociendo de antemano sus movimientos.

Dado que Bogdanovic acudía en visita oficial a la aldea de Sevce y no pidió permiso para moverse en su propia tierra se ordenó la expulsión de la misma, orden que no ha sido documentada ni se le ha dado traslado al Ministro, lo que supone un flagrante caso de indefensión y arbitrariedad de las autoridades provisionales.

El Ministro ha señalado que “esto demuestra que en Kosovo no existe libertad de movimiento y que los serbios residentes en Kosovo, como yo, no disfrutamos de los derechos humanos más básicos” y que lo que le ha sucedido de hoy es “el mejor ejemplo para demostrar cómo viven los serbios en Kosovo”.

Kosovo No Se Vende

Anuncios