KOSOVO NO SE VENDE


El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, afirmó hoy en Estambul que la misión de la OTAN en Kosovo (KFOR) ha sido un “éxito” como demuestra que se haya completado la primera fase del plan de la Alianza para ese país.

Los ministros de Defensa de la OTAN se reunieron esta mañana de manera informal en Estambul para tratar diversos asuntos relacionados con la estrategia futura de la alianza militar, entre ellos la situación en la pequeña república escindida de Serbia en febrero de 2008.

Rasmussen explicó ante la prensa que la KFOR ha completado su primera fase de “reestructuración y reducción de efectivos hasta los 10.000 soldados”.

El “éxito” de esta primera fase, según el secretario general de la OTAN, “demuestra que el cambio (de estrategia de la KFOR) hacia una postura disuasoria era la correcta”.

“Los desafíos a la seguridad en Kosovo ya no son militares. Esto supone un éxito para Kosovo, para la región y para la comunidad internacional, incluida la OTAN. Kosovo es realmente una historia de éxito”, afirmó Rasmussen.

Sin embargo, durante la reunión de Estambul no se tomó ninguna decisión acerca de la siguiente etapa en la reestructuración de la KFOR.

“Esperaremos a las recomendaciones de nuestros comandantes militares antes de seguir adelante”, informó el líder de la OTAN.

La KFOR fue creada tras el final de la guerra de Kosovo, en junio de 1999, para evitar más enfrentamientos entre albanokosovares y serbokosovares.

Esta misión de la OTAN llegó a tener desplegados en terreno hasta 16.000 efectivos, que tras la declaración de independencia, han instruido a las nuevas fuerzas de seguridad del Estado kosovar.

En octubre de 2008, a instancias de Belgrado, la Asamblea General de la ONU adoptó una resolución en la que se pidió al Tribunal Internacional de Justicia que decidiera sobre la legalidad de la independencia de Kosovo, en un proceso que aún continúa abierto.

Fuente: EFE

Anuncios