KOSOVO NO SE VENDE

A día de hoy, dos años después de la independencia de Kosovo, y bastantes más de la presencia de las misiones internacionales en la provincia serbia, la seguridad sigue siendo el gran problema de Kosovo y Metohija.

El 19 de Febrero fue profanada una tumba en el cementerio ortodoxo de Gnjilane, municipio de mayoría albanesa. La sepultura, de Zivka Jovanovic, fue profanada un día después del entierro debido a que se trataba del primer enterramiento serbio en el cementerio desde 1999. Un claro aviso de la mayoría albanesa del cariz del “estado multiétnico” que pretenden.

Un día después, el serbio Ljubiša Stepanović, fue brutalmente agredido por un grupo de albaneses en la aldea de Zak, cerca de Istok. El ataque se produjo en la propiedad del serbio a la que esperaba retornar con su familia ya que se trataba de un desplazado por la violencia albanesa.

Vesna Maliković, coordinador de la oficina serbia para los repatriados de Istok ha significado como en la zona hay una deliberada campaña albanesa para impedir el retorno de los refugiados serbios, ya que, a las agresiones, se suman los premeditados cortes eléctricos en la aldea. Ya son 5 familias serbias las que han regresado a Zak, a retomar la posesión de sus propiedades, que desde 1999 han sido ocupadas por la población albanesa.

“Los hechos muestran la verdadera cara de las llamadas autoridades de Kosovo y su concepto de sociedad multiétnica en la que no hay lugar para los repatriados, y los serbios, ya sean vivos o muertos” señaló Goran Bogdanovic, Ministro serbio para Kosovo y que fuera objeto de una expulsión, el pasado enero, de la provincia serbia en la que reside.

Oliver Ivanovic, Secretario del Ministerio para Kosovo ha significado que “la seguridad en general está seriamente amenazada” y que la KFOR, única fuerza reconocida por ambas partes, debería tomar cartas en el asunto.

La misma OSCE ha condenado enérgicamente la profanación de la tumba de Zivka Jovanovic, pero desde el Ministerio serbio para Kosovo se esperan medidas de protección eficaces por parte de las misiones internacionales allí desplazadas y no meras declaraciones formales de condena.

Kosovo No Se Vende

Anuncios

KOSOVO NO SE VENDE

Durante los diez años de ocupación “vigilante“ de la OTAN se han destruido 150 monasterios, se ha perseguido y aterrorizado a 200 mil serbios y otros tantos gitanos y hay 1800 desaparecidos

La nueva mecha preocupa hasta a la CIA

“¿Kosovo? Un tren de trinitrotolueno y gasolina”: las ya conocidas palabras del oficial de la OTAN no podían ser más claras. Se corresponden por otra parte con las del informe que Denis Blair, director de inteligencia de los EEUU, ha dirigido en estos días al senado estadounidense. Efectivamente, en ese informe, Kosovo y Bosnia constituyen “la principal fuente de tensión en Europa… la frágil situación de las diferentes comunidades étnicas y la cuestión de la minoría serbia, especialmente la del norte del país, se mantienen como fuentes de tensión que aún requieren la intervención de la diplomacia occidental”, porque para Denis Blair “pese a que más de 60 países, de los cuales 22 de la UE, han reconocido la independencia de Kosovo, en el futuro próximo Pristina seguirá dependiendo de la comunidad internacional debido a la asistencia económica y al desarrollo y como garantía de la integridad territorial de Kosovo. Gran parte de la población serbia –explica el informe de inteligencia de los EEUU– sigue refiriéndose a Belgrado y se opone a la integración de las instituciones kosovares, mientras que la influencia del gobierno de Pristina en el norte, donde los serbios son mayoría, es extremadamente débil. Por este motivo, la presencia de la OTAN aunque más reducida, es aún necesaria para evitar la violencia”.

La alarma de la inteligencia usamericana prevé la precipitación de una crisis sin límites Porque mientras en Pristina, a la sombra de la estatua de Bill Clinton inaugurada a fines de 2009 en relación a la guerra “humanitaria”, hierven los preparativos para el aniversario de la independencia del 17 de febrero de 2008, las piezas del rompecabezas kosovar no encajan. Pesa aún mucho la responsabilidad de los EEUU y de una parte de la UE que han hecho fracasar la negociación de una solución concordada -la de una “cosoberanía” con autonomía mucho mayor que la de nuestro Alto Adigio-. De este modo la independencia unilateral ha dividido a la ONU, cuyo Consejo de Seguridad no ha reconocido nunca la independencia monoétnica (Rusia y China estuvieron en contra), luego separó en el frente europeo a cinco países “sensibles”, como España (que por ese motivo retiró su contingente de Kosovo), Grecia, Rumania, Eslovaquia y Chipre Norte, que no reconocen al nuevo estado.

Ahora estas realidades confluyen alimentando el caos. Las Naciones Unidas confirman la misión, comprometidas por el Consejo de Seguridad a defender el derecho internacional de la Resolución 1244, la que en 1999 concretó la paz de Kumanovo que puso fin a la guerra entre la OTAN y la antigua Yugoslavia, aprobando la entrada de las tropas de la OTAN en Kosovo pero reconociendo la soberanía de Belgrado. Los contingentes KFOR-OTAN, 16 mil hombres, reducidos ahora a 10 mil a causa del turnover de Afganistán, permanecen aún, pero el marco legal se ha modificado: deberán defender la Resolución de la ONU, pero de hecho garantizan la legitimidad del nuevo estado. Por si fuera poco, la UE ha instalado de hecho la misión Eulex para imponer la independencia de los serbios, pero esta misión no ha podido dar frutos aún debido a la dura resistencia de los serbios a reconocer la independencia monoétnica de los albaneses. De modo que el representante internacional, Peter Feith, la ha pasado por alto. Monolítica y estable queda solo Camp Bondsteel (Urosevac) la más grande base militar de los EEUU, construida a despecho de los acuerdos internacionales. El choque entre tales poderes está en la mira de todos. Porque Peter Feith, junto con las instituciones albanesas de Pristina, cuyo objetivo era la integración del norte con el resto del sistema institucional del país, decidió la abolición de las estructuras “paralelas” serbias apoyadas por Belgrado que aun considera a Kosovo una provincia y ha presentado un recurso ante la Corte Internacional de la Haya por un juicio que se sustanciará en el verano.
Mientras tanto lo actuado por Peter Feith, a pesar del apoyo de la cúpula del “Grupo Internacional sobre Kosovo” de Viena del 8 de febrero pasado, ha sido desautorizado tanto por la OTAN como por la ONU y sobre todo por la Eulex, que lo acusa de no haberla involucrado, sobre todo por que era la Eulex la que consentía el paralelismo entre las instituciones serbias, y por involucrarlo también en el control de los canales mafiosos, verdaderas multinacionales del área. Y porque también es consciente, como el informe de inteligencia de los EEUU, de que el norte de Kosovska Mitrovica está por convertirse en la mecha de un nuevo conflicto armado.
Hace solo dos días el gobierno de Pristina amenazó con la secesión de los albaneses del Valle de Presevo, al sur de Serbia, si el norte serbio de Kosovo mantiene sus instituciones. Belgrado responde esta vez y no se limita a esperar a la Corte de la Haya, apoya a los serbios de Kosovo; a los pocos que han quedado, porque durante los diez años de ocupación “vigilante“ de la OTAN se han destruido 150 monasterios, se ha perseguido y aterrorizado a 200 mil serbios y otros tantos gitanos y hay 1800 desaparecidos. Los pocos que sobreviven se hallan reducidos en enclaves rodeados de alambrados de púa y tanques. Y así se mantienen con visitas hasta del mismo presidente serbio Boris Tadic y muchos ministros que a menudo realizan misiones en Kosovo. La semana pasada detuvieron a una delegación serbia con dos viceministros. Hubo una protesta internacional, dirigida hasta a la silenciosa Farnesina1. Ahora bien, esta tierra –contaminada y cubierta de bombas de racimo diseminadas por la OTAN, socialmente devastada y miserable con más de un 50% de desocupación a diez años del fin de la guerra y donde según informes de ONG internacionales la “creciente corrupción y la criminalidad organizada amenazan su futuro”- está destinada a calentarse aún más. En efecto, el 25 de abril asumirá el nuevo patriarca serbo-ortoxo Irinej, parte de una Iglesia ortodoxa que defiende el Kosovo Metohja como su tierra natal e inalienable para serbia, se temen nuevos pogroms como sucediera en marzo de 2004. Sí es “un tren con trinitrotolueno y gasolina”.
Tanto más que en pocos días se desarrollará en Bosnia el “referéndum” sobre Daytona de los serbios de Bosnia. Porque allí la misma comunidad internacional que a pocos centenares de kilómetros de distancia ha apoyado la división-secesión de Kosovo de Serbia, insiste en una Bosnia “unitaria”, unificada en Sarajevo, con la abolición de la República Srpska,2 como se decidió en Dayton a fines de 1995.

Tommaso Di Francesco

1. Farnesina: Ministerio de Relaciones Exteriores de Italia (N. de T.).

2. Republica Srpska : República de Bosnia Herzegovina (N. de T.).

Fuente: Il Manifesto
Tarducción: Susana Merino para Rebelion.org
Vía: Semanario Serbio

KOSOVO NO SE VENDE

Tal y como hiciera Kosovo No Se Vende un día después de la declaración de independencia de Kosovo (una de las respuestas más rápidas y contundentes de cuantas se dieron en Europa en Febrero de 2008), los miembros de nuestra asociación amiga, Solidarité Kosovo, se dieron cita ante la embajada de Kosovo en París.

Cerca de 60 personas se reunieron el pasado día 17 para mostrar su rechazo a la independencia de Kosovo dos años después de la declaración de tan infame suceso.

Arnaud Borella, Presidente de la asociación solidarista francesa leyó un emotivo discurso ante los asistentes (entre los que se encontraban muchos refugiados huidos a causa de la limpieza étnica que se vive en la provincia serbia).

Al igual que sucedió con la convocatoria de Kosovo No Se Vende, muchos medios de comunicación se dieron cita para hacerse eco de los pocos franceses que siguen apoyando a sus hermanos serbios en Kosovo.

El acto terminó con un minuto de silencio en memoria de los miles de muertos y desplazados por la barbarie albanesa y por la indiferencia de los medios de comunicación, del gobierno francés y la dejadez europea.

A pesar del buen ambiente del acto la policía francesa no permitió que se colocara una corona de flores ante la embajada en memoria de las víctimas.

Kosovo No Se Vende

KOSOVO NO SE VENDE

Hace dos años que el parlamento narcoterrorista de Kosovo declaró unilateralmente la independencia de la provincia serbia.

Bajo los auspicios de los EEUU y con la aquiescencia de la UE y la ONU, Europa contempló como una parte de su territorio, el corazón de uno de los pueblos que la habitan, era desgajado por la mano abyecta y vil del narcoterrorismo islamista títere de las barras y estrellas.

Si sabíamos que tanto el grupo de criminales del UCK (ahora los más altos políticos de Kosovo) y los EE.UU. no respondían a valores y moralidad alguna, muchos pensábamos que la barrera del derecho internacional, representado por la Resolución 1244 de la ONU, sería un obstáculo infranqueable para las ansias de construcción de la Gran Albania. Nada más lejos de la realidad.

El entonces presidente, Vojislav Kostunica señalaba que “nunca la verdad de por qué Serbia fue destruida de forma salvaje por las bombas de la OTAN ha estado más clara” .

Hoy, dos años después de tamaña agresión al pueblo serbio son varios los interrogantes que pesan sobre el futuro de Kosovo y Metohija.

Por un lado está pendiente de resolución por parte del Tribunal Internacional de Justicia de la Haya el recurso interpuesto por Serbia (a trevés de la Asamblea General) contra la declaración unilateral de independencia, aunque en caso de una declaración favorable a la legalidad internacional acorde con lo solicitado por Serbia, podría plantear problemas, pues muchos estados, entre ellos EE.UU., se han pronunciado sobre la irreversibilidad de la independencia. Está por ver.

Por otro lado Serbia, de la mano de Tadic, está haciendo muchos esfuerzos por la “europeización” del país balcánico, y aunque ha expresado que la cuestión de Kosovo es innegociable, muchos temen que el acercamiento a la UE suponga una cesión sobre la soberania de Kosovo.

Un aspecto relevante, y del que por supuesto la prensa internacional no a prestado ninguna atención, son las investigaciones de la red de tráfico de órganos, a cargo de Dick Marty, que se produjo en Kosovo en 1999. Es notable este asunto, además de por la gravedad y sordidez del tema por que según Bruno Vekaric, portavoz de la fiscalía del Tribunal Penal Internacional, tanto Haradinaj como Agim Ceku y Hashim Thaci, actual Primer Ministro kosovés, están profundamente implicados en la extracción de órganos a civiles serbios, teniendo “mucho material” que implicaría al primero directamente en redes de tráfico de órganos. Un ejemplo más de la deriva delictiva de los terroristas que juegan a ser políticos en Kosovo.

Además, no debemos olvidar como el informe para 2010 de Human Rigth Watch a puesto de relieve el rotundo fracaso de las instituciones provisionales albanesas en Kosovo en especial a lo que a la protección de la minoría serbia se refiere. Así, es palpable, para cualquiera que busque más allá de la “verdad” informativa impuesta la limpieza étnica, en el estricto sentido de la palabra, que sufre la minoría serbia de Kosovo, siendo objeto de agresiones, atentados, muertes, confiscaciones y toda una serie de actos tendentes a expulsar a la población serbia de su legítimo territorio.

El tráfico de armas y de drogas, la pobreza y el paro, el moderado reconocimiento internacional de la independencia y la situación del norte de Kosovo, que no está sometido a la autoridad de Pristina, son otras de las piedras en el camino con las que se van a encontrar las autoridades provisionales de la provcincia serbia.

Con todo ello, el panorama de Kosovo no parecería muy halagüeño para este 2010, si no es por la decidida voluntad del pueblo de Serbia a no ceder el alma misma de su tierra, la cuna histórica, religiosa y espiritual de su pueblo. Pues como dijo Kostunica “Mientras el pueblo serbio exista, Kosovo será Serbia”.

Kosovo No Se Vende

KOSOVO NO SE VENDE

La colocacion del artefacto explosivo debajo de un automovil, anoche en Bujanovac, cuando el miembro del Ministerio del Interior de Serbia, Blerim Mustafa, resulto gravemente herido, es un acto terrorista cuyos autores seran hallados y castigados – ha declarado el director de la policia serbia, Milorad Veljkovic.

Despues de la inspeccion ocular, que llevo a cabo un equipo especializado del Ministerio del Interior en presencia del fiscal y del juez pesquicidor, Veljovic indico que no es casualidad que este acto terrorista haya ocurrido precisamente en el Dia de la Estatalidad de Serbia.

El director de la policia recalco que los integrantes del Ministerio del Interior, cooperando con los servicios de seguridad y el Ejercito, no permitiran que los terroristas vuelvan a introducir el desasosiego en la region del sur de Serbia.

A tal objeto, la policia mostrara una actitud resuelta en extremo y garantizara la seguridad de todos los habitantes de las zonas de Bujanovac, Presevo y Medvedja, independientemente de su pertenencia nacional o confesional – subrayo Veljovic.

Radio Srbija

KOSOVO NO SE VENDE


El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, afirmó hoy en Estambul que la misión de la OTAN en Kosovo (KFOR) ha sido un “éxito” como demuestra que se haya completado la primera fase del plan de la Alianza para ese país.

Los ministros de Defensa de la OTAN se reunieron esta mañana de manera informal en Estambul para tratar diversos asuntos relacionados con la estrategia futura de la alianza militar, entre ellos la situación en la pequeña república escindida de Serbia en febrero de 2008.

Rasmussen explicó ante la prensa que la KFOR ha completado su primera fase de “reestructuración y reducción de efectivos hasta los 10.000 soldados”.

El “éxito” de esta primera fase, según el secretario general de la OTAN, “demuestra que el cambio (de estrategia de la KFOR) hacia una postura disuasoria era la correcta”.

“Los desafíos a la seguridad en Kosovo ya no son militares. Esto supone un éxito para Kosovo, para la región y para la comunidad internacional, incluida la OTAN. Kosovo es realmente una historia de éxito”, afirmó Rasmussen.

Sin embargo, durante la reunión de Estambul no se tomó ninguna decisión acerca de la siguiente etapa en la reestructuración de la KFOR.

“Esperaremos a las recomendaciones de nuestros comandantes militares antes de seguir adelante”, informó el líder de la OTAN.

La KFOR fue creada tras el final de la guerra de Kosovo, en junio de 1999, para evitar más enfrentamientos entre albanokosovares y serbokosovares.

Esta misión de la OTAN llegó a tener desplegados en terreno hasta 16.000 efectivos, que tras la declaración de independencia, han instruido a las nuevas fuerzas de seguridad del Estado kosovar.

En octubre de 2008, a instancias de Belgrado, la Asamblea General de la ONU adoptó una resolución en la que se pidió al Tribunal Internacional de Justicia que decidiera sobre la legalidad de la independencia de Kosovo, en un proceso que aún continúa abierto.

Fuente: EFE

KOSOVO NO SE VENDE

El diario londinense TIMES evaluo, comentando el testimonio del ex premier britanico Tony Blair, sobre los motivos de la participacion de Gran Bretaña en la invasion del Iraq, que la cuestion de la legalidad de dicha intervension armada se plantea no solo en el caso de Iraq, sino tambien en el de Kosovo-Metohia, puesto que a esta no antecedio ninguna  resolucion de la  ONU con la que se aprobaria el uso de la  fuerza.

El TIMES escribe que Blair dijo el pasado viernes que cuando el estaba al frente del Gobierno, involucro cuatro veces  a Gran Bretaña en la guerra: en Sierra Leon, en Kosovo-Metohia, en Afganistan y en Iraq.

El diario destaca que la justificacion para el ataque de la OTAN en Kosovo-Metohia se encontro en las convenciones de la ONU sobre la evitacion de la tortura y del genocidio, transmitio la BE-BE-CE.

En lo que respecta a Iraq, la opinon publica la que a condeno estas acciones britanicas en Iraq, considera que toda la responsabilidad recae sobre Blair, concluyo el TIMES.

Radio Srbija

KOSOVO NO SE VENDE

Vuk Jeremic, en declaraciones al diario política, ha señalado, a propósito del  arresto del adjunto del ministro serbio para Kosovo y Metohija, Branislav Ristic, y de otros cuatro serbios en la aldea Drsnik y de la expulsión del mismo Ministro Goran Bogdanovic, que además reside en Kosovo, hace unas semanas, que Prístina se esta poniendo nerviosa y en este momento de provocaciones Serbia debe mantener la calma.

“En este momento, es muy importante mantener la calma y no reaccionar sin pensar, ante los intentos de provocación, independientemente de lo doloroso que puede ser”, dijo Jeremic al diario serbio.

Jeremic señaló que la respuesta de Serbia debe ser ante los foros internacionales como el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, aunque dudamos de que pueda servir para algo.

El Ministro achaca estas provocaciones albanesas al proceso de deliberación que se lleva a cabo en el seno del Tribunal Internacional de Justicia ante la declaración ilegal de secesión, pues las autoridades provisionales albanesas temen una resolución adversa.

En este sentido, la delegación secesionista señaló, el primer día de audiencias ante la Corte, que la reversión de la declaración de independencia de Kosovo supondría la guerra, en una nada velada amenaza a Serbia y a la propia ONU.

Otro aspecto no controlado por el narcoterrorista gobierno albanés en Kosovo es la irreductible zona norte de la provincia serbia y la negativa de sus autoridades serbias a acatar el llamado Plan Feith, que pretende imponer en la zona norte de Kosovo el imperio de las autoridades ilegales de Kosovo, aunque el plan de la UE no tiene el respaldo de la KFOR.

Kosovo No Se Vende

KOSOVO NO SE VENDE

Serbia y Rusia manifestaron el pasado día 23 en el Consejo de Seguridad de

las Naciones Unidas su drástico rechazo a la nueva estrategia que el Gobierno albanokosovar, conjuntamente con los países occidentales que lo reconocen, preparan para Kosovo del Norte, región de población mayoritariamente serbia que desobedece a Pristina a raíz de su secesión en febrero de 2008.

El presidente de Serbia, Boris Tadic, calificó de “provocación innecesaria y peligrosa” este plan confeccionado por la Oficina Civil Internacional (OCI), una estructura creada al margen de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU por países que reconocen la secesión de Kosovo.

El dirigente de Kosovo, Hashim Thaçi, anunció la semana pasada que 2010 será “un año de consolidación del Estado kosovar”. Estas palabras causaron seria inquietud en Serbia, recelosa de que la nueva estrategia se plasme en “implementación forzosa de una serie de medidas antidemocráticas y draconianas contra la comunidad serbia de Kosovo del Norte”, dijo Tadic. El mandatario serbio manifestó la esperanza de que la Fuerza Internacional de Paz para Kosovo (KFOR) y la Misión Eulex de la Unión Europea protejan a los serbios del norte de Kosovo de estos “amagos agresivos”.

El subjefe primero de la representación rusa ante la ONU, Ígor Scherbak, se solidarizó con esta “evaluación preocupante” y censuró los intentos de imponer “conceptos nocivos que, además de violar de la manera más burda la resolución 1244 del Consejo de Seguridad de la ONU, provocan la tensión y la desestabilización en Kosovo”. Un total de 65 naciones, entre ellas, EEUU y varios países de la Unión Europea reconocen actualmente a Kosovo que el 17 de febrero de 2008 proclamó de forma unilateral su independencia con respecto a Serbia. China, India, Rusia y varias potencias más, en particular, las de la UE, se negaron a reconocer al Gobierno secesionista de Kosovo.

Fuente Ria Novosti


KOSOVO NO SE VENDE

En el informe para 2010 que realiza Human Rigth Watch, se ha puesto de relieve el rotundo fracaso de las instituciones provisionales albanesas en Kosovo en especial a lo que a la protección de la minoría serbia se refiere.

HRW señala en su informe que la discrepancia internacional sobre el estatus de la provincia serbia supone un obstáculo para la protección de los derechos de los serbios en Kosovo.

Y es que, a pesar de la presencia de la EULEX en Kosovo y Metohija, el sistema policial y judicial en Kosovo sigue suponiendo un atentado contra los más elementales derechos de las minorías.

Señala el informe directamente a las autoridades provisionales de Kosovo quienes “no han demostrado un compromiso inequívoco con el derecho de las minorías y el imperio de la ley”.

Violencia contra los serbios.

Según la UNMIK hasta 275 incidentes inter-étnicos se produjeron durante los 8 primeros meses de 2009, además de los enfrentamientos entre serbios y albaneses en Mitrovica entre Julio y Agosto.

El informe hace especial referencia a la pareja de ancianos serbios, Bogdan y Trajanka Petkovic, muerto a tiros en su casa cerca de Gnjilane el pasado Agosto.

Retorno de los expulsados y refugiados.

El regreso de los serbios expulsados de Kosovo es otra de las asignaturas pendientes con tan solo 132 serbios que regresaron según ACNUR.

La inestable situación política y económica, el robo de sus viviendas y la amenaza de limpieza étnica sigue siendo un gran impedimento para la vuelta de los serbios a Kosovo lo que es aprovechado para seguir implementando el proyecto de la Gran Albania.

Justicia.

Es la persecución de crímenes contra las minorías (serbios, gitanos…) y la difícil protección de testigos las que suponen una mayor amenaza contra los derechos de estos. En este sentido Dick Marty, relator especial del Consejo de Europa se ha desplazado a Kosovo a fin de investigar la red de tráfico de órganos llevada a cabo por el UÇK en la que pueden estar implicados Thaçi, Haradinaj y Ceku.

El apoyo policial inadecuado para las investigaciones de los fiscales, la falta de coordinación entre los componentes nacionales e internacionales del sistema (se supone que los jueces, fiscales y funcionarios de policía internacionales deben colaborar con sus homólogos nacionales), y falta de operatividad del sistema electrónico de gestión de casos, a pesar de los millones de euros invertidos en él por varios donantes bilaterales son varios de los principales problemas de la justicia en Kosovo.

La protección de testigos es especialmente problemática, particularmente en los casos relacionados con el crimen organizado, los crímenes de guerra y los ataques contra las minorías ya que la intimidación y el hostigamiento imposibilitan cualquier avance en este sentido.

La UNMIK tampoco escapa a las acusaciones de violaciones de derechos de las minorías, especialmente en lo referente a tratos inhumanos, degradantes, insalubridad y atentados contra la vida contra la población gitana de los campamentos de Mitrovica.

Con todo ello vemos como la esperanzas de HRW de su informe anterior puestas en la EULEX no han dado los frutos esperados. El sistema judicial penal sigue sin funcionar; los actos más cruentos de limpieza étnica contra la población serbia se siguen produciendo con luz y taquígrafos, concretada, no solo en agresiones, ataques y muertes contra los serbios, sino en su exclusión social, la imposibilidad de acceso a un puesto de trabajo, el robo de sus viviendas, los cortes de suministro eléctrico o la imposibilidad de retorno, y todo ello bajo la égida de las barras y estrella y con la aquiescencia de la UE y la ONU.

Kosovo No Se Vende