You are currently browsing the tag archive for the ‘Kosovo’ tag.

KOSOVO NO SE VENDE

Según el Human Rights Report para 2009 que publica el Departamento de Estado de los EE.UU., en Kosovo (al que califica de democracia parlamentaria) se han producido abusos y lesiones contra los derechos humanos.

Las muertes y lesiones causadas por minas terrestres o munición sin explotar, la corrupción y la injerencia del gobierno en las fuerzas de seguridad y el poder judicial, la detención preventiva prolongada y la falta del debido proceso judicial, los casos de violencia política y por motivos étnicos, sociales antipatía contra los serbios y la iglesia ortodoxa serbia, la falta de progresos en la repatriación de personas desplazadas internamente a sus hogares, la corrupción gubernamental, la violencia y la discriminación contra la mujer, la trata de personas, especialmente mujeres y niñas con fines de explotación sexual, la violencia social, abusos,  la discriminación contra las comunidades minoritarias (serbios, gitanos…), la discriminación social contra las personas con discapacidad, el abuso y la discriminación contra las personas por su orientación sexual, y el trabajo infantil, son solo algunas de las concreciones de la violaciones de derechos en Kosovo.

Especialmente relevante es la mención en el informe a la discriminación de las minorías y muy en concreto a la minoría serbia en los sectores del empleo, la educación, el acceso a los servicios sociales, el uso del lenguaje, la libertad de circulación, el derecho de retorno, y otros derechos básicos. Según un proyecto de informe preparado por la Oficina del Primer Ministro de Asuntos de la Comunidad, el empleo de las minorías en las instituciones públicas se redujo durante el año y se limita generalmente a los niveles inferiores del gobierno. El informe recomendó que el gobierno de forma más activa debía llegar a las minorías y poner en práctica la presentación de informes, contratación, formación, igualdad de oportunidades…

Un informe de 2007 del Defensor del Pueblo concluyó que la discriminación étnica es un problema generalizado. El Defensor del Pueblo puso de relieve la discriminación en la prestación de los servicios públicos y la libertad de movimiento.

Entre el 1 de enero y 31 de agosto, la EULEX informó de 116 casos delitos interétnicos, en los que más de un 80% estaban dirigidos contra la población serbia. Durante el mismo período de 2008, la UNMIK informó de 798 casos de delitos interétnicos, de los cuales 617 eran víctimas serbias. A pesar de esto, estas cifras representan únicamente la punta del iceberg pues la gran mayoría de agresiones no trasciende ni llega a ser registrada, por el miedo de las víctimas y por la prioridad baja que este tipo de delitos contra la población serbia tiene entre la policía kosovar de mayoría albanesa.

En junio de 2008, la OSCE informó de que un hombre serbio de Kosovo, tratando de visitar su propiedad en Decani con miembros del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo para ayudar a reconstruir su casa, un albanes que había ocupado su vivienda,  impidió al legítimo propietario y a los miembros de la ONU entrar en la vivienda. Según la OSCE, el propietario por miedo a represalias no trató de visitar su propiedad de nuevo.

En julio de 2008 tres mujeres albanesas de Kosovo no identificadas asaltado físicamente a una mujer e hirieron a varios serbios den Gnjilane. La víctima se negó a presentar cargos o presentar una queja, y la policía cerró el caso.

No hubo avances en el caso de julio de 2008 en Istok, donde un grupo de albaneses no identificados propinó una brutal paliza al refugiado serbio recién retornado, Zarko Orovic, y le robaron 350 euros. El caso fue enviado a los fiscales, pero no se produjo ninguna identificación y ningún arresto.

Tal y como informara Kosovo No Se Vende, en  diciembre de 2008 dos jóvenes albaneses apuñalaron al joven Nikola Bozovic de 16 años en Mitrovica.

Durante todo el año hubo informes esporádicos sobre  albaneses de Kosovo, destruyendo las propiedades privadas perteneciente a los serbios. Algunos de estos ataques pueden haber sido los intentos para forzar a los serbios de Kosovo para vender sus bienes o simplemente abandonarlos para que puedan ser ocupados de nuevo por los albaneses. Hubo numerosos informes en que se señalaba las dificultades de los serbios para acceder a sus bienes, ocupados por albaneses.

La OSCE informó de 70 casos de la venta fraudulenta de bienes de serbios por parte de albaneses mediante fraude y falsificación documental.

Hubo enfrentamientos entre grupos de albaneses de Kosovo y  serbios  durante el año.

La OSCE informó de que el sistema de justicia penal siguió mostrando graves deficiencias. Señaló la incapacidad de los tribunales y los fiscales para obtener declaraciones de testigos y la cooperación de los implicados. Señalando así mismo el fracaso de la policía para transmitir las citaciones a testigos, o, en algunos casos, a que cooperen con las investigaciones, el fracaso generalizado de los fiscales a la hora de identificar posibles responsables de algún delito, el fracaso de los jueces a condenar a los condenados a penas apropiadas, y las largas demoras en el procedimiento. En muchos casos en los tribunales no se abordan debidamente los motivos étnicos como un factor agravante y se suele imponer a los condenados condenas leves incluso por delitos de sangre.

Esto son solo algunos ejemplos de agresiones a los más elementales derechos, que por otro lado, son algo tan notorio y evidente que hasta los EEUU, gran valedor del Kosovo “multiétnico y amante de la concordia”, han tenido que admitir y documentar. Pero, tal y como venimos poniendo de relieve desde Kosovo No Se Vende, la realidad es más cruda aun de lo que el Departamento de Estado de los EE.UU. ha plasmado en su informe. Es una limpieza étnica.

Kosovo No Se Vende

Anuncios

KOSOVO NO SE VENDE

A continuación transcribimos la contestación que dio el Ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, a la pregunta de Iñaki Anasagasti en Senado el pasado día 23 de Febrero sobre el reconocimiento de Kosovo.

Donde si parece llevar algo de razón el Sr. Anasagasti es en el posible verdadero origen de la negativa a reconocer Kosovo por parte del Estado,  que sería la cuestión vasca y catalana.

Sea como fuere España no ha reconocido a Kosovo (y esperamos que está postura sea un firme compromiso con el pueblo serbio y no una manera de evitar el debate independentista en España) y las razones que alega Moratinos son las siguientes:

Como recordará su señoría, el Consejo de Relaciones Exteriores de la Unión Europea incluyó en sus conclusiones sobre Kosovo, aprobadas el 18 de febrero de 2008, y cito: que los Estados miembros decidirán, de acuerdo con sus prácticas nacionales y el Derecho internacional, acerca de sus relaciones con Kosovo. En ejercicio de esa potestad, de la potestad nacional, pero sobre todo de la aplicación de nuestra interpretación del Derecho internacional, hay solo dos maneras de aceptar la secesión de un Estado: que sea aprobado por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas o que contenga la aprobación de las partes. Por ello, España se ha mantenido en su posición, referida en la resolución del Consejo de Seguridad 1244 de Naciones Unidas.

España no ha reconocido a Kosovo y no va a reconocer a Kosovo, salvo que cambien los dos parámetros esenciales, que o bien haya un acuerdo entre las partes o bien una resolución del Consejo de Seguridad.

Por otro lado, léase bien mi artículo sobre el Estado palestino y verá que no hay diferencias. Otra cosa son los titulares, pero el contenido es que el Gobierno de España siempre, en materia de integridad territorial, en materia de reconocimiento de Estados, actúa de acuerdo con el Derecho internacional y las prácticas internacionales […]

Señoría, usted habla de 22 países europeos pero la comunidad internacional, el Derecho internacional, las Naciones Unidas reúnen a 192 Estados. ¿Cuántos han reconocido a Kosovo? No más de 60. Por lo tanto, no estamos tan solos. Estamos incluso en situación de mayoría en relación con las dudas que genera esa declaración unilateral de independencia.

Además, España siempre ha trabajado por la estabilidad y el futuro de los Balcanes en su relación con la Unión Europea. Gracias a la posición española y a que cinco Estados miembros de la Unión Europea no han reconocido la declaración unilateral de Kosovo, tenemos ahora un Gobierno en Serbia preeuropeo y democrático que avanza hacia el final de un túnel de la historia, y eso es gracias a España. Si hay estabilidad, si hay seguridad y paz en los Balcanes es gracias a la decisión de cinco Estados miembros de la Unión Europea, entre ellos España”.

Kosovo No Se Vende

KOSOVO NO SE VENDE

Albania debe estar abierta a una investigación independiente sobre un posible tráfico de órganos que habrían sido extirpados de prisioneros serbios en el verano de 1999, declaró este martes en Tirana el relator especial de la ONU Philip Alston.

“Albania debe estar abierta a una investigación independiente, porque este asunto parece estar bloqueado”, declaró Alston en una rueda de prensa.

Alston es el relator especial de Naciones Unidas para las ejecuciones extrajudiciales o sumarias.

El gobierno albanés no ha hecho ningún esfuerzo por colaborar en este asunto, y todas las explicaciones ofrecidas no han sido más que un juego de ping-pong burocrático y diplomático“, afirmó.

El año pasado, Tirana bloqueó una investigación del fiscal serbio Vladimir Vukcevic en Albania. Éste dijo haber encontrado pruebas que confirmaban un tráfico de órganos extirpados por guerrilleros kosovares a prisioneros serbios durante y después del conflicto de 1998-1999 en Kosovo.

En un libro titulado “La caza” y publicado en 2008, la ex fiscal del Tribunal Penal Internacional (TPI) para la ex Yugoslavia, Carla del Ponte, mencionó ese presunto tráfico de órganos.

Carla del Ponte escribió en ese libro que los guerrilleros kosovares habrían sacado los órganos de unos 300 prisioneros, principalmente serbios, secuestrados en Kosovo y transferidos a Albania durante el verano de 1999, justo después de la guerra con el ejército de Milosevic.

AFP

KOSOVO NO SE VENDE

A día de hoy, dos años después de la independencia de Kosovo, y bastantes más de la presencia de las misiones internacionales en la provincia serbia, la seguridad sigue siendo el gran problema de Kosovo y Metohija.

El 19 de Febrero fue profanada una tumba en el cementerio ortodoxo de Gnjilane, municipio de mayoría albanesa. La sepultura, de Zivka Jovanovic, fue profanada un día después del entierro debido a que se trataba del primer enterramiento serbio en el cementerio desde 1999. Un claro aviso de la mayoría albanesa del cariz del “estado multiétnico” que pretenden.

Un día después, el serbio Ljubiša Stepanović, fue brutalmente agredido por un grupo de albaneses en la aldea de Zak, cerca de Istok. El ataque se produjo en la propiedad del serbio a la que esperaba retornar con su familia ya que se trataba de un desplazado por la violencia albanesa.

Vesna Maliković, coordinador de la oficina serbia para los repatriados de Istok ha significado como en la zona hay una deliberada campaña albanesa para impedir el retorno de los refugiados serbios, ya que, a las agresiones, se suman los premeditados cortes eléctricos en la aldea. Ya son 5 familias serbias las que han regresado a Zak, a retomar la posesión de sus propiedades, que desde 1999 han sido ocupadas por la población albanesa.

“Los hechos muestran la verdadera cara de las llamadas autoridades de Kosovo y su concepto de sociedad multiétnica en la que no hay lugar para los repatriados, y los serbios, ya sean vivos o muertos” señaló Goran Bogdanovic, Ministro serbio para Kosovo y que fuera objeto de una expulsión, el pasado enero, de la provincia serbia en la que reside.

Oliver Ivanovic, Secretario del Ministerio para Kosovo ha significado que “la seguridad en general está seriamente amenazada” y que la KFOR, única fuerza reconocida por ambas partes, debería tomar cartas en el asunto.

La misma OSCE ha condenado enérgicamente la profanación de la tumba de Zivka Jovanovic, pero desde el Ministerio serbio para Kosovo se esperan medidas de protección eficaces por parte de las misiones internacionales allí desplazadas y no meras declaraciones formales de condena.

Kosovo No Se Vende

KOSOVO NO SE VENDE

Durante los diez años de ocupación “vigilante“ de la OTAN se han destruido 150 monasterios, se ha perseguido y aterrorizado a 200 mil serbios y otros tantos gitanos y hay 1800 desaparecidos

La nueva mecha preocupa hasta a la CIA

“¿Kosovo? Un tren de trinitrotolueno y gasolina”: las ya conocidas palabras del oficial de la OTAN no podían ser más claras. Se corresponden por otra parte con las del informe que Denis Blair, director de inteligencia de los EEUU, ha dirigido en estos días al senado estadounidense. Efectivamente, en ese informe, Kosovo y Bosnia constituyen “la principal fuente de tensión en Europa… la frágil situación de las diferentes comunidades étnicas y la cuestión de la minoría serbia, especialmente la del norte del país, se mantienen como fuentes de tensión que aún requieren la intervención de la diplomacia occidental”, porque para Denis Blair “pese a que más de 60 países, de los cuales 22 de la UE, han reconocido la independencia de Kosovo, en el futuro próximo Pristina seguirá dependiendo de la comunidad internacional debido a la asistencia económica y al desarrollo y como garantía de la integridad territorial de Kosovo. Gran parte de la población serbia –explica el informe de inteligencia de los EEUU– sigue refiriéndose a Belgrado y se opone a la integración de las instituciones kosovares, mientras que la influencia del gobierno de Pristina en el norte, donde los serbios son mayoría, es extremadamente débil. Por este motivo, la presencia de la OTAN aunque más reducida, es aún necesaria para evitar la violencia”.

La alarma de la inteligencia usamericana prevé la precipitación de una crisis sin límites Porque mientras en Pristina, a la sombra de la estatua de Bill Clinton inaugurada a fines de 2009 en relación a la guerra “humanitaria”, hierven los preparativos para el aniversario de la independencia del 17 de febrero de 2008, las piezas del rompecabezas kosovar no encajan. Pesa aún mucho la responsabilidad de los EEUU y de una parte de la UE que han hecho fracasar la negociación de una solución concordada -la de una “cosoberanía” con autonomía mucho mayor que la de nuestro Alto Adigio-. De este modo la independencia unilateral ha dividido a la ONU, cuyo Consejo de Seguridad no ha reconocido nunca la independencia monoétnica (Rusia y China estuvieron en contra), luego separó en el frente europeo a cinco países “sensibles”, como España (que por ese motivo retiró su contingente de Kosovo), Grecia, Rumania, Eslovaquia y Chipre Norte, que no reconocen al nuevo estado.

Ahora estas realidades confluyen alimentando el caos. Las Naciones Unidas confirman la misión, comprometidas por el Consejo de Seguridad a defender el derecho internacional de la Resolución 1244, la que en 1999 concretó la paz de Kumanovo que puso fin a la guerra entre la OTAN y la antigua Yugoslavia, aprobando la entrada de las tropas de la OTAN en Kosovo pero reconociendo la soberanía de Belgrado. Los contingentes KFOR-OTAN, 16 mil hombres, reducidos ahora a 10 mil a causa del turnover de Afganistán, permanecen aún, pero el marco legal se ha modificado: deberán defender la Resolución de la ONU, pero de hecho garantizan la legitimidad del nuevo estado. Por si fuera poco, la UE ha instalado de hecho la misión Eulex para imponer la independencia de los serbios, pero esta misión no ha podido dar frutos aún debido a la dura resistencia de los serbios a reconocer la independencia monoétnica de los albaneses. De modo que el representante internacional, Peter Feith, la ha pasado por alto. Monolítica y estable queda solo Camp Bondsteel (Urosevac) la más grande base militar de los EEUU, construida a despecho de los acuerdos internacionales. El choque entre tales poderes está en la mira de todos. Porque Peter Feith, junto con las instituciones albanesas de Pristina, cuyo objetivo era la integración del norte con el resto del sistema institucional del país, decidió la abolición de las estructuras “paralelas” serbias apoyadas por Belgrado que aun considera a Kosovo una provincia y ha presentado un recurso ante la Corte Internacional de la Haya por un juicio que se sustanciará en el verano.
Mientras tanto lo actuado por Peter Feith, a pesar del apoyo de la cúpula del “Grupo Internacional sobre Kosovo” de Viena del 8 de febrero pasado, ha sido desautorizado tanto por la OTAN como por la ONU y sobre todo por la Eulex, que lo acusa de no haberla involucrado, sobre todo por que era la Eulex la que consentía el paralelismo entre las instituciones serbias, y por involucrarlo también en el control de los canales mafiosos, verdaderas multinacionales del área. Y porque también es consciente, como el informe de inteligencia de los EEUU, de que el norte de Kosovska Mitrovica está por convertirse en la mecha de un nuevo conflicto armado.
Hace solo dos días el gobierno de Pristina amenazó con la secesión de los albaneses del Valle de Presevo, al sur de Serbia, si el norte serbio de Kosovo mantiene sus instituciones. Belgrado responde esta vez y no se limita a esperar a la Corte de la Haya, apoya a los serbios de Kosovo; a los pocos que han quedado, porque durante los diez años de ocupación “vigilante“ de la OTAN se han destruido 150 monasterios, se ha perseguido y aterrorizado a 200 mil serbios y otros tantos gitanos y hay 1800 desaparecidos. Los pocos que sobreviven se hallan reducidos en enclaves rodeados de alambrados de púa y tanques. Y así se mantienen con visitas hasta del mismo presidente serbio Boris Tadic y muchos ministros que a menudo realizan misiones en Kosovo. La semana pasada detuvieron a una delegación serbia con dos viceministros. Hubo una protesta internacional, dirigida hasta a la silenciosa Farnesina1. Ahora bien, esta tierra –contaminada y cubierta de bombas de racimo diseminadas por la OTAN, socialmente devastada y miserable con más de un 50% de desocupación a diez años del fin de la guerra y donde según informes de ONG internacionales la “creciente corrupción y la criminalidad organizada amenazan su futuro”- está destinada a calentarse aún más. En efecto, el 25 de abril asumirá el nuevo patriarca serbo-ortoxo Irinej, parte de una Iglesia ortodoxa que defiende el Kosovo Metohja como su tierra natal e inalienable para serbia, se temen nuevos pogroms como sucediera en marzo de 2004. Sí es “un tren con trinitrotolueno y gasolina”.
Tanto más que en pocos días se desarrollará en Bosnia el “referéndum” sobre Daytona de los serbios de Bosnia. Porque allí la misma comunidad internacional que a pocos centenares de kilómetros de distancia ha apoyado la división-secesión de Kosovo de Serbia, insiste en una Bosnia “unitaria”, unificada en Sarajevo, con la abolición de la República Srpska,2 como se decidió en Dayton a fines de 1995.

Tommaso Di Francesco

1. Farnesina: Ministerio de Relaciones Exteriores de Italia (N. de T.).

2. Republica Srpska : República de Bosnia Herzegovina (N. de T.).

Fuente: Il Manifesto
Tarducción: Susana Merino para Rebelion.org
Vía: Semanario Serbio

KOSOVO NO SE VENDE

Tal y como hiciera Kosovo No Se Vende un día después de la declaración de independencia de Kosovo (una de las respuestas más rápidas y contundentes de cuantas se dieron en Europa en Febrero de 2008), los miembros de nuestra asociación amiga, Solidarité Kosovo, se dieron cita ante la embajada de Kosovo en París.

Cerca de 60 personas se reunieron el pasado día 17 para mostrar su rechazo a la independencia de Kosovo dos años después de la declaración de tan infame suceso.

Arnaud Borella, Presidente de la asociación solidarista francesa leyó un emotivo discurso ante los asistentes (entre los que se encontraban muchos refugiados huidos a causa de la limpieza étnica que se vive en la provincia serbia).

Al igual que sucedió con la convocatoria de Kosovo No Se Vende, muchos medios de comunicación se dieron cita para hacerse eco de los pocos franceses que siguen apoyando a sus hermanos serbios en Kosovo.

El acto terminó con un minuto de silencio en memoria de los miles de muertos y desplazados por la barbarie albanesa y por la indiferencia de los medios de comunicación, del gobierno francés y la dejadez europea.

A pesar del buen ambiente del acto la policía francesa no permitió que se colocara una corona de flores ante la embajada en memoria de las víctimas.

Kosovo No Se Vende

KOSOVO NO SE VENDE


El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, afirmó hoy en Estambul que la misión de la OTAN en Kosovo (KFOR) ha sido un “éxito” como demuestra que se haya completado la primera fase del plan de la Alianza para ese país.

Los ministros de Defensa de la OTAN se reunieron esta mañana de manera informal en Estambul para tratar diversos asuntos relacionados con la estrategia futura de la alianza militar, entre ellos la situación en la pequeña república escindida de Serbia en febrero de 2008.

Rasmussen explicó ante la prensa que la KFOR ha completado su primera fase de “reestructuración y reducción de efectivos hasta los 10.000 soldados”.

El “éxito” de esta primera fase, según el secretario general de la OTAN, “demuestra que el cambio (de estrategia de la KFOR) hacia una postura disuasoria era la correcta”.

“Los desafíos a la seguridad en Kosovo ya no son militares. Esto supone un éxito para Kosovo, para la región y para la comunidad internacional, incluida la OTAN. Kosovo es realmente una historia de éxito”, afirmó Rasmussen.

Sin embargo, durante la reunión de Estambul no se tomó ninguna decisión acerca de la siguiente etapa en la reestructuración de la KFOR.

“Esperaremos a las recomendaciones de nuestros comandantes militares antes de seguir adelante”, informó el líder de la OTAN.

La KFOR fue creada tras el final de la guerra de Kosovo, en junio de 1999, para evitar más enfrentamientos entre albanokosovares y serbokosovares.

Esta misión de la OTAN llegó a tener desplegados en terreno hasta 16.000 efectivos, que tras la declaración de independencia, han instruido a las nuevas fuerzas de seguridad del Estado kosovar.

En octubre de 2008, a instancias de Belgrado, la Asamblea General de la ONU adoptó una resolución en la que se pidió al Tribunal Internacional de Justicia que decidiera sobre la legalidad de la independencia de Kosovo, en un proceso que aún continúa abierto.

Fuente: EFE

KOSOVO NO SE VENDE

El diario londinense TIMES evaluo, comentando el testimonio del ex premier britanico Tony Blair, sobre los motivos de la participacion de Gran Bretaña en la invasion del Iraq, que la cuestion de la legalidad de dicha intervension armada se plantea no solo en el caso de Iraq, sino tambien en el de Kosovo-Metohia, puesto que a esta no antecedio ninguna  resolucion de la  ONU con la que se aprobaria el uso de la  fuerza.

El TIMES escribe que Blair dijo el pasado viernes que cuando el estaba al frente del Gobierno, involucro cuatro veces  a Gran Bretaña en la guerra: en Sierra Leon, en Kosovo-Metohia, en Afganistan y en Iraq.

El diario destaca que la justificacion para el ataque de la OTAN en Kosovo-Metohia se encontro en las convenciones de la ONU sobre la evitacion de la tortura y del genocidio, transmitio la BE-BE-CE.

En lo que respecta a Iraq, la opinon publica la que a condeno estas acciones britanicas en Iraq, considera que toda la responsabilidad recae sobre Blair, concluyo el TIMES.

Radio Srbija

KOSOVO NO SE VENDE

Vuk Jeremic, en declaraciones al diario política, ha señalado, a propósito del  arresto del adjunto del ministro serbio para Kosovo y Metohija, Branislav Ristic, y de otros cuatro serbios en la aldea Drsnik y de la expulsión del mismo Ministro Goran Bogdanovic, que además reside en Kosovo, hace unas semanas, que Prístina se esta poniendo nerviosa y en este momento de provocaciones Serbia debe mantener la calma.

“En este momento, es muy importante mantener la calma y no reaccionar sin pensar, ante los intentos de provocación, independientemente de lo doloroso que puede ser”, dijo Jeremic al diario serbio.

Jeremic señaló que la respuesta de Serbia debe ser ante los foros internacionales como el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, aunque dudamos de que pueda servir para algo.

El Ministro achaca estas provocaciones albanesas al proceso de deliberación que se lleva a cabo en el seno del Tribunal Internacional de Justicia ante la declaración ilegal de secesión, pues las autoridades provisionales albanesas temen una resolución adversa.

En este sentido, la delegación secesionista señaló, el primer día de audiencias ante la Corte, que la reversión de la declaración de independencia de Kosovo supondría la guerra, en una nada velada amenaza a Serbia y a la propia ONU.

Otro aspecto no controlado por el narcoterrorista gobierno albanés en Kosovo es la irreductible zona norte de la provincia serbia y la negativa de sus autoridades serbias a acatar el llamado Plan Feith, que pretende imponer en la zona norte de Kosovo el imperio de las autoridades ilegales de Kosovo, aunque el plan de la UE no tiene el respaldo de la KFOR.

Kosovo No Se Vende

KOSOVO NO SE VENDE

Serbia y Rusia manifestaron el pasado día 23 en el Consejo de Seguridad de

las Naciones Unidas su drástico rechazo a la nueva estrategia que el Gobierno albanokosovar, conjuntamente con los países occidentales que lo reconocen, preparan para Kosovo del Norte, región de población mayoritariamente serbia que desobedece a Pristina a raíz de su secesión en febrero de 2008.

El presidente de Serbia, Boris Tadic, calificó de “provocación innecesaria y peligrosa” este plan confeccionado por la Oficina Civil Internacional (OCI), una estructura creada al margen de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU por países que reconocen la secesión de Kosovo.

El dirigente de Kosovo, Hashim Thaçi, anunció la semana pasada que 2010 será “un año de consolidación del Estado kosovar”. Estas palabras causaron seria inquietud en Serbia, recelosa de que la nueva estrategia se plasme en “implementación forzosa de una serie de medidas antidemocráticas y draconianas contra la comunidad serbia de Kosovo del Norte”, dijo Tadic. El mandatario serbio manifestó la esperanza de que la Fuerza Internacional de Paz para Kosovo (KFOR) y la Misión Eulex de la Unión Europea protejan a los serbios del norte de Kosovo de estos “amagos agresivos”.

El subjefe primero de la representación rusa ante la ONU, Ígor Scherbak, se solidarizó con esta “evaluación preocupante” y censuró los intentos de imponer “conceptos nocivos que, además de violar de la manera más burda la resolución 1244 del Consejo de Seguridad de la ONU, provocan la tensión y la desestabilización en Kosovo”. Un total de 65 naciones, entre ellas, EEUU y varios países de la Unión Europea reconocen actualmente a Kosovo que el 17 de febrero de 2008 proclamó de forma unilateral su independencia con respecto a Serbia. China, India, Rusia y varias potencias más, en particular, las de la UE, se negaron a reconocer al Gobierno secesionista de Kosovo.

Fuente Ria Novosti