You are currently browsing the tag archive for the ‘OTAN’ tag.

KOSOVO NO SE VENDE

En Varvarin se conmemoró  ayer el 11 aniversario de la muerte de 10 personas en el puente sobre el rio Morava, durante el bombardeo de la OTAN de 1999. Junto al monumento a las victimas han colocado ofrendas florales los miembros de las familias y los amigos de los muertos, asi como el ministro de Defensa, Dragan Sutanovac, e integrantes del Ejercito de Serbia.

Despues de rendir honores a los muertos, Sutanovac declaró a los periodistas que el puente de Varvarin es testimonio de uno de los momentos más tristes de la historia serbia y sin duda del mas triste en la historia de Varvarin.

Señaló que lo ocurrido allí no puede justificarse y que resulta dificil comprender que el puente de Varvarin sea un objetivo legítimo de la aviación de la OTAN.

El alcalde de Varvarin, Zoran Milenkovic, ha recordado que hace 11 anos fueron asesinadas 10 personas durante el bombardeo de la OTAN, mientras que varias decenas resultaron heridas. Destacó que entre los muertos habia niños y adultos civiles inocentes.

Los habitantes de Varvarin se reunieron ayer en este lugar para mostrar „que no hemos olvidado y que jamas olvidaremos lo que ocurrio“, dijo Milenkovic.

Radio Srbija

Anuncios

KOSOVO NO SE VENDE

Durante los diez años de ocupación “vigilante“ de la OTAN se han destruido 150 monasterios, se ha perseguido y aterrorizado a 200 mil serbios y otros tantos gitanos y hay 1800 desaparecidos

La nueva mecha preocupa hasta a la CIA

“¿Kosovo? Un tren de trinitrotolueno y gasolina”: las ya conocidas palabras del oficial de la OTAN no podían ser más claras. Se corresponden por otra parte con las del informe que Denis Blair, director de inteligencia de los EEUU, ha dirigido en estos días al senado estadounidense. Efectivamente, en ese informe, Kosovo y Bosnia constituyen “la principal fuente de tensión en Europa… la frágil situación de las diferentes comunidades étnicas y la cuestión de la minoría serbia, especialmente la del norte del país, se mantienen como fuentes de tensión que aún requieren la intervención de la diplomacia occidental”, porque para Denis Blair “pese a que más de 60 países, de los cuales 22 de la UE, han reconocido la independencia de Kosovo, en el futuro próximo Pristina seguirá dependiendo de la comunidad internacional debido a la asistencia económica y al desarrollo y como garantía de la integridad territorial de Kosovo. Gran parte de la población serbia –explica el informe de inteligencia de los EEUU– sigue refiriéndose a Belgrado y se opone a la integración de las instituciones kosovares, mientras que la influencia del gobierno de Pristina en el norte, donde los serbios son mayoría, es extremadamente débil. Por este motivo, la presencia de la OTAN aunque más reducida, es aún necesaria para evitar la violencia”.

La alarma de la inteligencia usamericana prevé la precipitación de una crisis sin límites Porque mientras en Pristina, a la sombra de la estatua de Bill Clinton inaugurada a fines de 2009 en relación a la guerra “humanitaria”, hierven los preparativos para el aniversario de la independencia del 17 de febrero de 2008, las piezas del rompecabezas kosovar no encajan. Pesa aún mucho la responsabilidad de los EEUU y de una parte de la UE que han hecho fracasar la negociación de una solución concordada -la de una “cosoberanía” con autonomía mucho mayor que la de nuestro Alto Adigio-. De este modo la independencia unilateral ha dividido a la ONU, cuyo Consejo de Seguridad no ha reconocido nunca la independencia monoétnica (Rusia y China estuvieron en contra), luego separó en el frente europeo a cinco países “sensibles”, como España (que por ese motivo retiró su contingente de Kosovo), Grecia, Rumania, Eslovaquia y Chipre Norte, que no reconocen al nuevo estado.

Ahora estas realidades confluyen alimentando el caos. Las Naciones Unidas confirman la misión, comprometidas por el Consejo de Seguridad a defender el derecho internacional de la Resolución 1244, la que en 1999 concretó la paz de Kumanovo que puso fin a la guerra entre la OTAN y la antigua Yugoslavia, aprobando la entrada de las tropas de la OTAN en Kosovo pero reconociendo la soberanía de Belgrado. Los contingentes KFOR-OTAN, 16 mil hombres, reducidos ahora a 10 mil a causa del turnover de Afganistán, permanecen aún, pero el marco legal se ha modificado: deberán defender la Resolución de la ONU, pero de hecho garantizan la legitimidad del nuevo estado. Por si fuera poco, la UE ha instalado de hecho la misión Eulex para imponer la independencia de los serbios, pero esta misión no ha podido dar frutos aún debido a la dura resistencia de los serbios a reconocer la independencia monoétnica de los albaneses. De modo que el representante internacional, Peter Feith, la ha pasado por alto. Monolítica y estable queda solo Camp Bondsteel (Urosevac) la más grande base militar de los EEUU, construida a despecho de los acuerdos internacionales. El choque entre tales poderes está en la mira de todos. Porque Peter Feith, junto con las instituciones albanesas de Pristina, cuyo objetivo era la integración del norte con el resto del sistema institucional del país, decidió la abolición de las estructuras “paralelas” serbias apoyadas por Belgrado que aun considera a Kosovo una provincia y ha presentado un recurso ante la Corte Internacional de la Haya por un juicio que se sustanciará en el verano.
Mientras tanto lo actuado por Peter Feith, a pesar del apoyo de la cúpula del “Grupo Internacional sobre Kosovo” de Viena del 8 de febrero pasado, ha sido desautorizado tanto por la OTAN como por la ONU y sobre todo por la Eulex, que lo acusa de no haberla involucrado, sobre todo por que era la Eulex la que consentía el paralelismo entre las instituciones serbias, y por involucrarlo también en el control de los canales mafiosos, verdaderas multinacionales del área. Y porque también es consciente, como el informe de inteligencia de los EEUU, de que el norte de Kosovska Mitrovica está por convertirse en la mecha de un nuevo conflicto armado.
Hace solo dos días el gobierno de Pristina amenazó con la secesión de los albaneses del Valle de Presevo, al sur de Serbia, si el norte serbio de Kosovo mantiene sus instituciones. Belgrado responde esta vez y no se limita a esperar a la Corte de la Haya, apoya a los serbios de Kosovo; a los pocos que han quedado, porque durante los diez años de ocupación “vigilante“ de la OTAN se han destruido 150 monasterios, se ha perseguido y aterrorizado a 200 mil serbios y otros tantos gitanos y hay 1800 desaparecidos. Los pocos que sobreviven se hallan reducidos en enclaves rodeados de alambrados de púa y tanques. Y así se mantienen con visitas hasta del mismo presidente serbio Boris Tadic y muchos ministros que a menudo realizan misiones en Kosovo. La semana pasada detuvieron a una delegación serbia con dos viceministros. Hubo una protesta internacional, dirigida hasta a la silenciosa Farnesina1. Ahora bien, esta tierra –contaminada y cubierta de bombas de racimo diseminadas por la OTAN, socialmente devastada y miserable con más de un 50% de desocupación a diez años del fin de la guerra y donde según informes de ONG internacionales la “creciente corrupción y la criminalidad organizada amenazan su futuro”- está destinada a calentarse aún más. En efecto, el 25 de abril asumirá el nuevo patriarca serbo-ortoxo Irinej, parte de una Iglesia ortodoxa que defiende el Kosovo Metohja como su tierra natal e inalienable para serbia, se temen nuevos pogroms como sucediera en marzo de 2004. Sí es “un tren con trinitrotolueno y gasolina”.
Tanto más que en pocos días se desarrollará en Bosnia el “referéndum” sobre Daytona de los serbios de Bosnia. Porque allí la misma comunidad internacional que a pocos centenares de kilómetros de distancia ha apoyado la división-secesión de Kosovo de Serbia, insiste en una Bosnia “unitaria”, unificada en Sarajevo, con la abolición de la República Srpska,2 como se decidió en Dayton a fines de 1995.

Tommaso Di Francesco

1. Farnesina: Ministerio de Relaciones Exteriores de Italia (N. de T.).

2. Republica Srpska : República de Bosnia Herzegovina (N. de T.).

Fuente: Il Manifesto
Tarducción: Susana Merino para Rebelion.org
Vía: Semanario Serbio

KOSOVO NO SE VENDE


El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, afirmó hoy en Estambul que la misión de la OTAN en Kosovo (KFOR) ha sido un “éxito” como demuestra que se haya completado la primera fase del plan de la Alianza para ese país.

Los ministros de Defensa de la OTAN se reunieron esta mañana de manera informal en Estambul para tratar diversos asuntos relacionados con la estrategia futura de la alianza militar, entre ellos la situación en la pequeña república escindida de Serbia en febrero de 2008.

Rasmussen explicó ante la prensa que la KFOR ha completado su primera fase de “reestructuración y reducción de efectivos hasta los 10.000 soldados”.

El “éxito” de esta primera fase, según el secretario general de la OTAN, “demuestra que el cambio (de estrategia de la KFOR) hacia una postura disuasoria era la correcta”.

“Los desafíos a la seguridad en Kosovo ya no son militares. Esto supone un éxito para Kosovo, para la región y para la comunidad internacional, incluida la OTAN. Kosovo es realmente una historia de éxito”, afirmó Rasmussen.

Sin embargo, durante la reunión de Estambul no se tomó ninguna decisión acerca de la siguiente etapa en la reestructuración de la KFOR.

“Esperaremos a las recomendaciones de nuestros comandantes militares antes de seguir adelante”, informó el líder de la OTAN.

La KFOR fue creada tras el final de la guerra de Kosovo, en junio de 1999, para evitar más enfrentamientos entre albanokosovares y serbokosovares.

Esta misión de la OTAN llegó a tener desplegados en terreno hasta 16.000 efectivos, que tras la declaración de independencia, han instruido a las nuevas fuerzas de seguridad del Estado kosovar.

En octubre de 2008, a instancias de Belgrado, la Asamblea General de la ONU adoptó una resolución en la que se pidió al Tribunal Internacional de Justicia que decidiera sobre la legalidad de la independencia de Kosovo, en un proceso que aún continúa abierto.

Fuente: EFE

KOSOVO NO SE VENDE

Las acusaciones de barbaries y limpieza étnica supuestamente perpetrados por los serbios contra la población albanesa de Kosovo siempre han sido ampliemente aceptados por la opinión pública mundial sin más.

De hecho, el mero pronunciamiento de la palabra “yugoslavo” evoca un sin fin de atrocidades, más propias de una película al gusto de Hollywood que de la realidad de la actuación serbia en Kosovo durante los 90.

En efecto, Los medios de comunicación de “occidente” al servicio, conscientes o no, de la OTAN y de la CIA, repitieron hasta la saciedad tamaños montajes como el de Racak, lo que hizo ver a Milosevic y a los yugoslavos como la encarnación misma del diablo, con permiso de Adolf Hitler, por supuesto.

Los medios de comunicación aceptaron sin más la versión que desde EE.UU. se estaba dando a lo que ocurría en Kosovo, sin percatarse de que se trataba de una intoxicación informativa urdida por la empresa de relaciones Ruder & Finn.

Es más, fue el mismo presidente de Ruder & Finn quien señaló, en declaraciones a la televisión francesa Canal 2,  que habían conseguido una deliberada demonización de lo serbio a base de difundir rumores infundados y relatos de atrocidades y crímenes de guerra sin verificar.

El caldo de cultivo para la justificación de una agresión de la OTAN y de sus títeres del UÇK ya estaba servido. Y el mundo entero lo aplaudió.

En verdad existe otra realidad y es la que ejemplifica el siguiente video una muestra más de las atrocidades que se cometieron en esa época en Kosovo y Metohija y que, desde el principio, os hemos ido mostrando desde Kosovo No Se Vende.

Kosovo No Se Vende

KOSOVO NO SE VENDE

Conferencia organizada en Niza el 12 de noviembre de 2009 por Les Amis du Monde diplomatique y el Comité Valmy

Diseminadas por todo el mundo, hay 761 bases estadounidenses, entre ellas la gigantesca de Bondsteel en Kosovo, desgajado de Serbia ilegalmente mediante la guerra, con la decisiva ayuda de los imperialistas euro-atlánticos.

Hace veinte años, el final de la Guerra Fría debería dar haber dado paso a una era de paz. Sin embargo, desde hace diez años, la OTAN está en guerra: primero en Kosovo, hoy en Afganistán. ¿Por qué, en lugar de la paz, lo que ha vuelto es la guerra?

Quiero exponer algunas ideas que, a mi juicio son evidencias, pero unas evidencias que no forman parte del discurso oficial difundido por los medios de comunicación.

1. El objetivo principal de la guerra desatada en 1999 por la OTAN contra Yugoslavia- la conocida como guerra de Kosovo- era salvar a la Organización del Tratado del Atlántico Norte dándole la nueva misión de llevar la guerra a lugares y por motivos decididos exclusivamente por ella misma. (Un objetivo secundario fue liberar a Serbia de un líder considerado poco dispuesto a seguir el modelo económico neoliberal, pero dejo de lado este aspecto del problema, que hubiera podido abordarse por otros medios diferentes a la guerra, si bien es cierto que los bombardeos aceleraron la privatización de unas industrias atacadas de forma tan expeditiva.)

2.El objetivo se alcanzó con la aprobación de los aliados europeos de la OTAN de su nueva estrategia, que preconiza la posibilidad de intervenir militarmente en cualquier lugar del mundo bajo cualquier pretexto- véase la lista de la “amenazas” a las que tiene que enfrentarse.

3.Este cambio de política estratégica, de tan graves implicaciones, se ha llevado a cabo sin el menor debate democrático en los parlamentos europeos o de otros países del mundo. Se ha realizado de forma burocrática, amparada en una espesa pantalla de humo emocional- se podría decir, de gases lacrimógenos- basada en la necesidad de salvar a las gentes de amenazas inexistentes, inventadas precisamente para justificar una intervención que servía a los intereses tanto de Estados Unidos como de los separatistas albaneses de Kosovo. En otras palabras, la nueva política de guerra sin fronteras se decidió casi a puerta cerrada, y se presentó a la opinión pública como una gran empresa humanitaria llena de generosa abnegación, sin precedente en la historia de la humanidad.

Por ello, la “guerra de Kosovo” sigue siendo celebrada, especialmente en Estados Unidos, como prueba de que la guerra no es el peor de los males a evitar, sino el mejor de los medios para hacer el Bien.

4.Tras los atentados criminales contra las Torres del World Trade Center el 11 de septiembre de 2001, los aliados europeos de Estados Unidos aceptaron sin protestar la interpretación más que dudosa dada por el gobierno Bush-Cheney, según la cual los atentados constituían un “acto de guerra”. Todavía presos de la conmoción emocional- “todos somos estadounidenses”- los hombres y las mujeres de la política europea no se movilizaron para poner de relieve que se trataba más bien de atentados criminales, internacionales quizás, pero perpetrados por individuos o grupos, no por un Estado, y que exigían lógicamente una respuesta policial y no la guerra. En lugar de ayudar a los estadounidenses aportándoles una dosis del sentido común, del que era evidente carecían sus dirigentes, los dirigentes europeos recurrieron por vez primera al artículo 5 de la OTAN para acompañar a los agredidos en la guerra contra los fantasmas en Afganistán. Y ahí siguen…

5.Todo lo anterior es la prueba de la ausencia casi total en Europa de debate político, e incluso de reflexión, sobre los asuntos fundamentales relativos a la seguridad, la guerra y la paz. Y menos aún sobre el derecho internacional.

6.La sexta propuesta, es sin duda la más esencial y la más controvertida. Esta lamentable carencia moral e intelectual de Europa, que camina hacia el desastre, se debe, sobre todo, a una razón: la denominada “construcción europea”. Pero ahora quiero volver a la secuencia de los hechos que nos llevaron desde el impulso “humanitario” de Kosovo al cenagal sangriento de Afganistán.

Europa y Yugoslavia

Es habitual responsabilizar a Europa por su pasividad en el asunto yugoslavo. Pero este reproche toma la mayoría de las veces la forma de una lamento según el cual Europa hubiera debido intervenir militarmente para salvar a las víctimas-bosnias por supuesto. Lo que no constituye un análisis sino una explotación moralizante de una de las partes- los musulmanes de Bosnia-, de una tragedia en la que ellos tuvieron el mayor número de víctimas pero en la que sus dirigentes políticos (en especial el señor Izetbegovic) tuvieron parte de culpa. En este lamento sin auténtico análisis, la pasividad de Europa se ha atribuido la mayoría de las veces a su “cobardía” colectiva, e incluso por algunos, a su supuesto racismo anti-musulmán. Racismo que es cierto que existe por doquier, pero las razones de la inoperancia europea en el caso yugoslavo son otras. Lee el resto de esta entrada »

kosovo_independienteKOSOVO NO SE VENDE

Rescatamos este artículo que viene a dar una explicación más al por qué de la fijación y ensañamiento de los EE.UU.-OTAN con Kosovo, un territorio que podría parecer, en principio, poco relevante geoestratégicamente.

¿Por qué Kosovo?

Cuando la guerra de Kosovo estalló y los “aliados” tomaron parte por la causa de la banda terrorista albanesa conocida como el Ejército de Liberación de Kosovo, recibimos muchos correos de lectores que desconcertados se preguntaban: “¿Por qué Kosovo?” Kosovo era un país empobrecido y aislado en una región muy inestable del mundo, sin ningún tipo de valor estratégico o militar para los EE.UU., la conquista del mismo sólo sería una carga. Prácticamente ninguno de mis corresponsales creía la explicación oficial: que el régimen de Milosevic masacró a decenas de miles de personas de etnia albanesa en la provincia y que estaba decidido a hacer una “limpieza étnica” de manera que sería solo de étnia serbia. Dado que los habitantes de Kosovo eran entonces más del 90 por ciento albaneses, esto habría significado la total despoblación de la provincia, una política que no tenía absolutamente ningún sentido político o económico. Los supuestamente motivos “humanitarios” de los OTAN-cratas fueron un fraude desde el principio y su falsedad se demostró después de la guerra cuando expertos forenses de la ONU recuperaron e identificaron a unos 2.000 cadáveres (incluidos los de los serbios). Pero esto sólo profundiza el misterio y la cuestión quedó sin respuesta: ¿por qué Kosovo que era lo más parecido a un país del Tercer Mundo de todos los de Europa? Más de un año después de que los “humanitarios” bombardearan Belgrado y redujeran a gran parte de Yugoslavia a escombros, la respuesta está comenzando a tomar forma.
. . .
El camino despejado hacia un premio de 5.000 MILLONES de dólares

Ayer 900 soldados británicos, daneses y franceses se desplazaron para tomar militarmente el complejo de las minas de Trepca, en la ciudad septentrional de Mitrovice. Se encontraron con la resistencia decidida de cientos de trabajadores de las minas. Lanzando piedras y palos y esgrimiendo sus herramientas como armas, los serbios derribaron a cuatro británicos y gritaron su desafío en esta escalada de la guerra de la OTAN contra los últimos serbios que quedan en Kosovo. Para ellos, el complejo minero de Trepca es un antiguo tesoro, explotado por los griegos, los romanos y los turcos y es la más rica fuente de plomo y zinc de Europa. Hay suficientes depósitos de lignito en las minas para los próximos 1.300 años. La capacidad de las refinerías de Trepca es la tercera del mundo. El ahora depuesto director de las minas informó que “en los últimos tres años hemos minado 2.538.124 toneladas de ganga de plomo y zinc y hemos producido 286.502 toneladas de plomo y zinc metálico y 139.789 toneladas de puro plomo, zinc, cadmio, plata y oro.” No tenemos que preguntar por qué ha ocurrido todo esto: sólo tenemos que notar que el valor estimado de Trepca es más 5 mil millones de dólares. ¿Qué más necesitamos saber?

Mentiras Medio Ambientalmente Correctas

Naturalmente, no podían ir a ese país y apoderarse de las joyas de la corona sin tener una justificación políticamente correcta. Dejaron que fuera la “UNMIK,” la tiranía acronímica establecida por los OTAN-cratas para administrar su conquistada provincia, la que soltara la más transparente mentira imaginable que levantaría el entusiasmo y el apoyo para la guerra de los verdes alemanes y sus homólogos americanos. Según un informe de MSNBC, el portavoz francés, el coronel Henry Aussavy declaró solemnemente: “Hemos observado un aumento significativo en el nivel de plomo en el aire que es peligroso para el pueblo de Mitrovica y para las tropas de la KFOR (OTAN). Tuvimos que reaccionar”.

La arrogancia del poder

Vamos a ver si lo cojo: después de un año y algunos meses de la limpieza étnica organizada por los albaneses de Kosovo contra los serbios vencidos [la OTAN ya había bombardeado Serbia y Belgrado] , la OTAN no sólo no reaccionó para defender a los serbios, sino que ayudó al Ejército de Liberación de Kosovo en la campaña que hizo por “Un Kosovo libre de serbios”, la misión de la ONU, la Unmik, finalmente decidió reaccionar: pero no, claro está, contra el asesinato, la violación y el saqueo que sufrieron los serbios de Kosovo, sino contra una supuesta amenaza por la contaminación del aire. ¿Se preocupan estas personas de si alguien cree sus mentiras? No lo creo. El poder real significa que sus mentiras ya no tienen que ser ni siquiera convincentes. Es más humillar a las víctimas que otra cosa en el proceso de golpearlas y robarlas mediante la construcción de pretextos, cuanto más baladíes y más absurdos, mejor.

DUDOSO DIAGNÓSTICO

Mientras que los burócratas de la ONU insistían en que las muestras de aire indicaban niveles de contaminación 200 veces por encima de las normas de la Organización Mundial de la Salud, las mediciones de los serbios decían que los niveles eran de “.12 miligramos de plomo por metro cúbico (nivel permitido .15 mg), .019 mg de zinc ( Nivel permitido .4 mg), cobre .004 mg (nivel permitido .01 mg), hierro .002 mg (nivel permitido .2 mg), etc “.

En cuanto a la justificación médica para este descarado acto de robo, los médicos del hospital local fueron más que escépticos sobre la veracidad del diagnóstico de los OTAN-cratas. El Dr Radoslav Jankovic irónicamente señaló que “no hemos tenido un paciente con un problema toxicológico durante años. Hoy en día sólo los soldados y los oficiales de policía de la Unmik sufren problemas de plomo en la sangre.”

Tras la pista del dinero

¿Estás comenzando a ver la respuesta de “¿Por qué Kosovo?” Un premio de 5 mil millones de dólares. Pero ¿quién lo va a reclamar? Las minas de Trepca eran de propiedad estatal bajo soberanía de Yugoslavia, pero ahora serán “privatizadas” y se venderán a los inversores occidentales. En este contexto, es importante darse cuenta de quién estamos hablando.

La conexión SOROS

Cuando George Soros invirtió 150 millones de dólares en la región, la mayor parte de ellos respaldados por garantías del Gobierno de los EE.UU., declaró que no se trataba estrictamente de un esfuerzo humanitario. Aunque conocido por su filantropía, Soros dice que en el caso de sus inversiones en los Balcanes, se guiará por el concepto de “amor duro” e insistió en que la nueva empresa debe ser “impulsada puramente por el lucro.” Con 100 millones de dólares del dinero de los contribuyentes de los EEUU en el bolsillo, Soros y su banda están devorando el postrado cuerpo de la nación serbia como los buitres lo hacían con el hígado de Prometeo, el titán de la mitología griega que robó el fuego de las profundidades de la Tierra y se lo dio a los hombres. Los titanes, una raza subterránea, fueron los primeros mineros que enseñaron sus técnicas de fundición de metales a los mortales y fueron castigados por el pecado de esos extravagantes de regalos. Fueron expulsados del Olimpo. Nuestros propios olímpicos parecen decididos a dar un destino similar a los serbios, que parecen ser los culpables de interponerse entre George Soros y 5 mil millones de dólares.

LA PREDICCIÓN DE JOHNSTONE

Que los OTAN-cratas se atrevan a invocar ese patético pretexto para el saqueo, no es algo sorprendente. Estas personas son monstruos morales, después de todo, que no hayan reducido Belgrado cenizas se debe a que han tenido miedo a las consecuencias políticas, pero aún pueden hacerlo. Lo que es verdaderamente sorprendente es que todo esto lo predijo el pasado mes de febrero Diana Johnstone en un notable y profético artículo en Emperors-Clothes.com, en el que predijo, no sólo la expropiación de la minas de Trepca, sino también que Soros era el eje del plan. Después de analizar dos documentos, uno de noviembre 1999 del International Crisis Group (ICG) sobre el complejo minero de Trepca y el otro un artículo de febrero del 2000 en el Toronto Star escrito por la consejera del ICG Susan Blaustein, Johnstone lo vio venir con una precisión impresionante. Lo que es especialmente revelador es el papel del Grupo Internacional de Crisis en el fomento de la toma de Trepca y el papel de Soros como el padrino del ICG. En su informe, el ICG babea ante la perspectiva de hacer que tal premio cayera en las manos de su benefactor. Como Johnstone dice:

“En el “juego de las mediciones” [de los niveles de contaminación del aire] recomendadas por el ICG, se le recomendó a la UNMIK que encargara a un “equipo de evaluación ambiental de Zvecan que informara sobre la situación de los equipos y entonces asesorara sobre las medidas que debían tomarse” … Los peligros para el medio ambiente deben de ser el pretexto para cerrar Zvecan y privar a los últimos serbios de Kosovo de sus medios de vida. Mientras tanto, la mina Stari Trg, una de las minas más ricas de Europa, debe ser potencialmente rentable de nuevo y debe ser una prioridad para los donantes interesados en poner a Kosovo a sus pies”.

Filantropía por diversión y negocio

El principal de esos “donantes” no es otro que Soros, que ahora espera que le devuelvan su “filantropía” con intereses. Trepca puede ser rentable de nuevo, pero la pregunta es: ¿para quién?. Trepca parece haber caído en el regazo de Soros o ¿fue empujada hacie él? Otro aspecto interesante de todo este asunto es que la toma del complejo de Trepca por las fuerzas de la OTAN es parte de la “estrategia de negocios” de Soros destinada a prevenir y, en definitiva, anular las reclamaciones de las dos empresas europeas que habían firmado contratos con los serbios. Como el informe del ICG dice:

“En julio de 1999, poco después de la conquista de Kosovo, Jean-Pierre Rozan apareció afirmando que el 2,8% de la propiedad de Trepca pertenecían a la SCMM con sede en París de la que él era director. La reclamación de Rozan se basaba en un acuerdo con Belgrado, por el que la SCMM se hizo cargo de la filial de Jugobanka en Kosovo como resultado de la inhibición de Belgrado”.

La limpieza étnica de Soros

El ICG ridiculiza a la Société Commerciale de Métaux et de Minéraux (SCMM) diciendo que sus pretensiones no tienen base sólida para que el Gobierno francés pudiera respaldarlas. Pero esto no acaba ahí. Argumentan que la reclamación de Rozan no debe ser considerada, porque en Kosovo hay un factor étnico, según se subraya en el informe de ICG:

“Algunos albaneses de Kosovo, siempre dispuestos a creer en una conspiración poco probable, están dispuestos a percibir a la SCMM como parte de una más amplia comprensión franco-serbia, que incorpora la aquiescencia francesa de la KFOR en la partición de Mitrovicë, de los intereses económicos franceses en Trepca y hasta el nombramiento del mismo Bernard Kouchner como jefe de la UNMIK y como Representante Especial del Secretario General de la ONU. La reciente adjudicación de una concesión de telecomunicaciones GSM, independientemente de la transparencia del proceso, a la empresa francesa Alcatel, ha alimentado las sospechas de los teóricos de esa conspiración”.

Nuestras teorías de la conspiración y las suyas

Soros y sus comprados tienen una hostilidad inherente a los “teóricos de la conspiración”, como es natural, pero eso no les impide culpar de todo lo que va mal en los Balcanes a Slobodan Milosevic,

“Para otros observadores veteranos de los Balcanes, sin embargo, la implicación de la SCMM parece una cortina de humo al estilo Miloševic (incluso promoviendo la propensión de Kosovo y de los Balcanes a creer en la conspiración) y confundir el pensamiento de los funcionarios internacionales encargados de resolver el problema. Al poner esta y otras reclamaciones bajo el debido proceso de arbitraje internacional y, mientras tanto, seguir adelante con lo que hay que hacer, el problema puede ser eludido cuidadosamente”.

¡Detengan a ese hombre!

¿Cómo va eso de la teoría de la conspiración? Las reclamaciones de la SCMM forman parte de un complot de Milosevic para “desviar la atención”. ¡Qué conveniente para Soros & Cia que el director de la empresa que les disputa la propiedad de las minas resulte ser un agente enemigo!. Ahora que los OTAN-cratas ha resuelto definitivamente la cuestión de la propiedad de las minas de Trepca por la fuerza de las armas, el siguiente paso lógico es bloquear a Monsieur Rozan y seguir adelante con el plan. En cualquier caso, es evidente que la limpieza étnica de Kosovo se llevará a cabo en las minas, si el ICG tiene algo que decir al respecto. El autor del informe del ICG observa con cierta irritación que:

“La oficina regional de la UNMIK en Mitrovica, mientras tanto, ocupa el edificio de la Jugobanka y continúa mostrando los símbolos de la Jugobanka en la sala de reunión a la que los kosovares son invitados para debatir sobre Trepca, algunos informes dicen que se sienten incómodos en este ambiente. Rozan, como «propietario» de Jugobanka, ha pedido un alquiler por la ocupación del edificio a la UNMIK, pero ésta se ha negado a pagar.”

Nuestra edad orwelliana

¿A quién le preocupan los derechos de propiedad cuando esas pobres almas sensibles, los kosovares, al parecer se sienten “incómodos” en las proximidades de algo serbio, incluso de un logotipo de empresa? El ICG está diciendo que la limpieza étnica de Kosovo debe ser completada: no sólo las iglesias y otros monumentos históricos deben ser destruidos, ya no queda casi ninguna iglesia serbia en Kosovo en pie, sino que también todo lo serbio debe de desaparecer. El ICG se define a sí mismo como una organización “privada y multinacional” dedicada al fortalecimiento de la capacidad de la comunidad internacional para anticipar, entender y actuar para contener y prevenir los conflictos. “En nuestra edad orwelliano, esto significa que es una herramienta con conexiones gubernamentales al servicio de las empresas dedicadas al saqueo para prever los beneficios que se obtienen de los conflictos militares y que actúa para promover los intereses de los beneficiarios de la guerra.

La reclamación griega

Otra empresa, la empresa griega Mytineleos, ha hecho una reclamación basada en que firmó contratos con empresas yugoslavas para comercializar el plomo y el zinc de Trepca y esta reclamación va a ser “un problema más difícil para la UNMIKque el de la SCMM”, según admite el informe del ICG. Con vínculos estrechos con el gobierno griego y una excelente trayectoria internacional de solidez y trayectoria, Mytineleos puede presentar argumentos de peso. En el informe también se señala, aunque con cierta reticencia:

“La UNMIK no puede simplemente hacer caso omiso de reclamaciones que pueden ser legítimas y los asesores jurídicos de la ONU en Nueva York han llegado a la conclusión de que los derechos de los reclamantes como Mytilineos deben ser considerados. Se plantea la cuestión de qué tribunal lo admitirá a trámite hasta el momento en que se deje en suspenso, como es la naturaleza de los procedimientos legales. Si todo los demás decisiones se hacen depender de esta resolución, podrían pasar muchos años antes de Trepca empiece a funcionar de nuevo”.

Un problema muy bien resuelto

La ocupación militar de Trepca resuelve los dos problemas de Soros por arrogar la propiedad de facto de las minas a “la comunidad internacional” representada por Unmik, dejando al margen a los franceses y a los griegos. No importa los tecnicismos jurídicos ni los riesgos de adjudicación: ¡id allí y cogerlo! Así es como la tan cacareada “tercera vía” entre el socialismo y el capitalismo promocionada por los clintonianos y por sus primos hermanos los laborista británicos funciona en la práctica. Primero, se invade un país; luego se le despoja de sus bienes y se venden a los amigos conectados políticamente, como Soros. Esto se llama “privatización”, pero no hay nada “privado” en ello. La fuente para el golpe de estado de Soros en los Balcanes es el poder: el puño armado del Estado y no la mano invisible del mercado. Como declarado enemigo del laissez-faire capitalista, como se retrata a sí mismo en varios pretenciosos e insoportables libros, Soros práctica lo que predica: la utilización de la OTAN y la ONU como sus instrumentos para saquear a una orgullosa nación, al tiempo que han comprado y pagado a sus intelectuales para racionalizar los planes de este moderno visigodo en el nombre del “humanitarismo” y “multiculturalismo”.

Este tipo de cosas son las que te hacen vomitar ¿verdad?

Una pregunta claramente contestada

Durante años, Soros financió el Comité Americano para Salvar Bosnia, el Consejo de Acción de los Balcanes y una plétora de otros grupos dedicados a persuadir a los encargados de hacer la política de los EE. UU. de que sólo la intervención militar americana en la región podría evitar el “genocidio” de los albaneses de Kosovo. El mismo Soros habló sobre el tema y acusó a Occidente de “apaciguar” a los serbios. Ahora viene la rentabilidad. Trepca es suya o lo será en breve. Así que hemos dado con la respuesta a la pregunta que nos hemos estado preguntando durante años: ¿Por qué Kosovo? La respuesta se compone de dos palabras: George Soros. Todo lo que los posibles magnates deben tener en cuenta es: Si quieres saber qué estrategia de inversión debes seguir en la época de la Tercera Vía, Soros ha fijado el ejemplo.

N.del T.: George Soros es miembro del Consejo de Dirección del Council on the Foreing Relations, organización privada instituida por la Fundación Rockefeller para influir en los gobiernos de Estados Unidos, especialmente, en lo referente a la política exterior de los Estados Unidos.

Por Justin Raimondo

KOSOVO NO SE VENDE

Javier Solana Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad Común de la UE y máximo responsable de los bombardeos que asolaron durante casi 80 días y 80 noches a la población civil serbia, de gira por los Balcanes ha llegado hoy a Serbia dónde se reunirá con El Presidente Boris Tadic, el Ministro de AA.EE. Vuk Jeremic y el de Interior Ivica Dačić.

Solana ha significado su voluntad de que Serbia y los demás países balcánicos (incluyendo aquí Kosovo) se integren en el marco de la Unión Europea.

Pero Solana ha sido claro al hacer depender la integración de Serbia en la UE a una total colaboración con el Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia y en concreto a una “mayor colaboración” en la búsqueda de Ratko Mladić y Goran Hadžić acusados de genocidio y crímenes contra la humanidad (mientras genocidas y traficantes de órganos son coronados con laureles).

“A pesar de todas las dificultades, el futuro europeo de Serbia es irreversible”, señaló Solana, para continuar diciendo que  “a pesar de las dificultades, el acceso de Serbia como miembro es un procedimiento largo, técnico y complejo, pero esta irreversible está hacia un futuro que compartirá con la UE”.

Solana espera que los serbios vean resultados palpables a corto plazo como la cancelación de los visados para la UE.

Kosovo No Se Vende