KOSOVO NO SE VENDE

Los artífices estadounidenses de la independencia de Kosovo han indicado que la secesión ilegal de la provincia serbia de Kosovo era “un caso único” y especial. ¿Pero era la “independencia” de Kosovo sui generis y única? El asimiento y la ocupación ilegales de Kosovo por los EE.UU. no son casos únicos y especiales. En 1903, los EE.UU. dirigieron la secesión ilegal de Panamá de Colombia. El modelo panameño seria aplicado a Kosovo posteriormente ¿Cómo Panamá alcanzó la “independencia” en 1903? En 1904, presidente Theodore Roosevelt de los EE.UU. declaró el corolario a la doctrina de Monroe, que permitió que los EE.UU. intervinieran en cualquier lugar del hemisferio occidental para prevenir la intervención de las potencias europeas. En 1903, los EE.UU. planearon construir el Canal de Panamá por razones militares y comerciales estratégicas. Panamá era una provincia norteña de Colombia. Colombia, sin embargo, no se opuso al plan de los EE.UU. para crear un canal en el territorio colombiano que los EE.UU. ocuparían y tendrían soberanía indefinidamente. La manera que el gobierno de los EE.UU. lo hizo, fue enviar a infantes de marina de los EE.UU. a Colombia para dirigir la “independencia” de la provincia de Panamá. Los EE.UU. efectuaron una “revolución” de un día, puesta en marcha por los EE.UU. que dió lugar a una declaración de “independencia”, reconocida inmediatamente por los EE.UU. Entonces instalaron un régimen “de retirada” en la nueva nación independiente de Panamá.

Los EE.UU. habían estado planeando construir el Canal de Panamá después de la guerra con España, en 1898 como proyecto de construcción vital a los intereses geopolíticos, militares, y comerciales de los EE.UU. El plan era construir sobre territorio colombiano, en la provincia norteña de Panamá. Después de la guerra americano-española, los EE.UU. emergieron como potencia colonial e imperial, integrando a las otras potencias o imperios coloniales europeos, Gran Bretaña, Francia, Alemania, y Rusia. Los EE.UU. separaron Cuba, Filipinas, Guam, y Puerto Rico de España después “de la pequeña guerra espléndida”. Los EE.UU. anexionaron estos territorios españoles por la fuerza militar y los hicieron “posesiones” propias o colonias.

El Canal de Panamá era esencial para el proyecto imperial estadounidense. El canal permitiría que la marina de guerra de los EE.UU. se moviera desde el Atlántico al Pacífico sin tener que atravesarse alrededor de Sudamérica. Era vital desde una perspectiva militar y estratégica, así como comercial. Dos rutas fueron propuestas, un canal a través de Nicaragua o a través de Panamá. Los que promovían la ruta de Panamá podían conseguir su plan realizado. El paso siguiente era obtener el permiso de Colombia de construir en territorio colombiano el canal, en la provincia norteña de Panamá.

El Secretario de Estado John Hay y del Ministro de Asuntos Exteriores de Colombia Tomas Herran firmaron un tratado permitiendo que los EE.UU. construyesen el canal. Colombia recibiría 10 millones de dólares y pagos anuales de 250.000 por el arrendamiento de la tierra. El Congreso de los EE.UU. ratificó el tratado el 17 de marzo de 1903. El Congreso colombiano, sin embargo, rechazó el tratado unánimemente el 12 de agosto de 1903. La violación de la soberanía colombiana era una cuestión clave para la oposición al plan.

Los EE.UU. tenían varias opciones. Podían construir un canal en el emplazamiento alternativo en Nicaragua. Podían intentar renegociar el reparto con Colombia también podrían ocupar Panamá basada en el tratado 1847 en que los EE.UU. y la Nueva Granada (Que llegaría a ser Colombia) firmaron, y que dieron a E.E.U.U el margen derecho del paso sobre Panamá.. Había otra opción que era más sutil. Ésta era la opción que los EE.UU. eligieron. Tenían la posibilidad de dirigir la “independencia” de Panamá y alcanzar la secesión de la provincia por la fuerza. El periódico Indianapolis Sentinel, incluso discutió cínicamente la opción de la independencia en 1903: “el plan más simple de forzar a Colombia estaría en incitar una revolución en Panamá… apoyando el gobierno de la insurrección… sería hipócrita, pero hay que guardar las apariencias.”

En mayo de 1903, la “independencia” o desmembración de Panamá de Colombia eran ideadas si Colombia rechazaba el Tratado sobre el canal. Los secesionistas fueron organizados por Manuel Amador Guerrero, conocido como Dr. Amador, que era un médico que trabajó para el Railroad Company, que fue a Nueva York a coordinar la estrategia de la independencia con los empresarios y los oficiales del gobierno estadounidense. Recibió 6 millones de dólares para armar a los separatistas. Sus discusiones estaban con Guillermo Cromwell, que era uno de los patrocinadores del proyecto de construcción del Canal de Panamá. Philippe Bunau-Varilla, un ingeniero francés implicado en el proyecto del canal, que obtuvo 100.000 dólares para financiar la independencia, era el intermediario entre el gobierno de los EE.UU. y los conspiradores panameños. Los secesionistas tenían conexiones con la Panama Railroad y la New Panama Company, desposeídas por el gobierno de los EE.UU.

El Presidente Theodore Roosvelt vio el canal como un interés vital para los EE.UU. Roosvelt amenazó así a los líderes de Colombia: “estas pequeñas criaturas despreciables de Bogotá no comprenden cuánto están comprometiendo las cosas y perjudicando su propio futuro.” El embajador de los EE.UU. en Colombia, Arthur M. Beaupre amenazó en iguales términos al gobierno de Bogotá: “El Congreso de los EEUU tomará medidas este invierno que harán sufrir a cada amigo de Colombia”.

Los EE.UU. optaron por la opción de la “independencia”. Del 12 agosto, al 15 de octubre de 1903, fue urdido el plan junto con los secesionistas panameños. Los EE.UU. autorizarían a separatistas y secesionistas para ocupar el territorio panameño que los EE.UU. ocuparían militarmente. Los separatistas creados por los EEUU, declararían entonces la independencia de Panamá, para posteriormente ser reconocida esa independencia por los propios artífices de la misma, los EEUU. No habría nada que Colombia pudiera hacer para evitar el expolio de Panamá.

El 26 de octubre, los EE.UU. enviaron dos navíos de guerra a Panamá, el USS Nashville y el Dixie, que atracaron en dos puntos, con 450 infantes de marina a bordo, preparado para la guerra y el conflicto armado con Colombia. En el Pacífico, las naves de guerra de los EE.UU. Marblehead y la Boston fueron desplegadas. El objetivo era evitar que la marina de guerra colombiana evitara la toma de posesión de Panamá por los EE.UU. y sus aliados panameños. Éste era un ejemplo de diplomacia por la fuerza. Irónicamente, la Nashville había sido utilizada para acabar con la insurrección filipina en la independencia de 1900 y en la rebelión Boxer, una insurrección china para alcanzar independencia de la ocupación europea y de la explotación colonial e imperial.

El 2 de noviembre de 1903, el buque de guerra colombiano Cartagena fue desplegado en Panamá. La guarnición colombiana en fue sobornada por las fuerzas de los EE.UU. para no intervenir. Panamá declaró el día siguiente independencia. Los EE.UU. reconocieron inmediatamente su soberanía. Ahora podía ser construido el Canal de Panamá. Y ¡Voila! Una nueva nación había sido creada.

Dos semanas después de la independencia, la nueva nación “independiente” de Panamá firmó un tratado con los EE.UU. que dió el permiso necesario para el proyecto del canal. Los EE.UU. tendrían el derecho de controlar el territorio panameño que rodeaba el canal “en perpetuidad”. Los Estados Unidos dieron los 10 millones de dólares y los pagos anuales de 250.000 dólares a Panamá en vez de a Colombia. Los EE.UU. entrenaron a las fuerzas armadas panameñas y a los administradores civiles. El dólar se convirtió en la moneda oficial. Incluso una nueva bandera y una nueva constitución fueron preparadas. Bunau-Varilla, aunque un ciudadano francés, fue hecho el embajador panameñas en los EE.UU. La primera bandera panameña fue diseñada y cosida a mano en Highland Falls, Nueva York, de la tela comprada en Macy’s Department Store. La bandera era similar a la bandera del estado de Tejas, roja, blanca y azul, con dos estrellas.

En 1921 Colombia fue forzada a reconocer la independencia de su provincia. Los EE.UU.. pagaron a Colombia 21 millones de dólares a cambio del reconocimiento. Panamá sería gobernada por Juntas, militares, y dictaduras hasta bien entrado el siglo XX. En 1989, los EE.UU. depondrían al dictador panameño Manuel Noriega, que había sido miembro de la CIA desde 1959.

Las semejanzas entre la “independencia dirigida” de Panamá en 1903 y de Kosovo en 2008 son verdaderamente llamativas. En ambos casos, los EE.UU.. utilizaron el arma de la secesión para desmembrar los estados percibidos como hostiles a los intereses estadounidenses. Colombia previno la construcción del Canal de Panamá, vista como interés geopolítico, militar, y comercial vital para los EE.UU.

Los Estados Unidos construyeron 14 bases militares en Panamá y llegaron a tener hasta 130 instalaciones. En Kosovo, los EE.UU.. han construido el campo Bondsteel, una de las bases militares más grandes y más costosas construidas por los EEUU, que contiene a 4.000 tropas de ocupación. El complejo del campo fue construido en 386,47 hectáreas en Kosovo con un perímetro de 11,27 kilómetros. La base fue construida por la empresa privada Kellogg, Brown, and Root (KBR) y el ejército de los EE.UU.. por 350 millones de dólares y cuesta 50 millones al año su funcionamiento. El campo tiene su propia central eléctrica, depuradoras, helipuerto e incluso Burger King y una Taco Bell.

En noviembre de 2005, un enviado de los derechos humanos del Consejo de Europa, Álvaro Gil-Robles, fue al campo donde vio procesos de detención que él caracterizó como “versión más pequeña de Guantánamo”.

Serbia, fue vista como un obstáculo a los esfuerzos de los EE.UU. de atraer a los países balcánicos y el sureste de Europa, a alianzas militares y comerciales de la OTAN y con los EE.UU.

Los líderes de los EE.UU. vieron la penetración de los EE.UU. en los como una estrategia vital. En el 2000, George W. Bush indicó que Kosovo era vital para el futuro de la OTAN y para la expansión de esta organización. Kosovo y los Balcanes eran vitales para el papel militar y estratégico de los EE.UU.. en Europa del este.

Como en el caso de Panamá, la política de los EE.UU. era utilizar los movimientos secesionistas como manera de desmembrar o de neutralizar un país percibido como hostil o antagónico, una obstrucción a los intereses económicos de los EEUU-OTAN. El panorama de Kosovo no es así, “único” o “sui generis” como nos quieren hacer creer. Panamá ha demostrado que este modus operandi ha sido utilizado antes.

Autor: Savich

Enviado por Darío D. colaborador Kosovo No Se Vende

Traducción KNSV

Anuncios